Fitoterapia para combatir la hipertensión

planta perejil

La fitoterapia es la ciencia que usa los extractos que contienen los principios activos contenidos en los distintos tejidos vegetales, o sus derivados. Para combatir patologías crónicas o agudas, para prevenirlas o bien para conservar un buen estado de salud.

La fitoterapia utiliza los principios contenidos en las distintas partes de la planta con acción beneficiosa para una dolencia determinada para la preparación de extractos. Se incluyen como material o “droga vegetal” a plantas terrestres y también a las algas.

Plantas medicinales que ayudan a combatir la hipertensión

Existen plantas medicinales que pueden colaborar con el manejo de nuestra presión arterial e incluso contribuir para prevenirla. Entre las principales recomendadas para la presión alta encontramos:

  • Abedul: se emplea su contenido en aceite esencial, flavonoides y otros compuestos. Para realizar una infusión debemos tomar unas hojas de su planta, prepararla en una taza, dejándola reposar unos minutos y beberla antes de acostarse.
  • Cola de caballo: Es una planta diurética por excelencia, y colabora en aquellos casos en los cuales la hipertensión está asociada a un componente de retención de líquidos y a su consecuencia se eleva la presión arterial. Hacer una infusión con una a dos cucharaditas de hierba seca por taza de agua hirviendo. Dejar reposar media hora antes de beber. Es recomendable beber tres tazas al día, durante varias semanas según el grado de la enfermedad.
  • Espino blanco: Se destaca por su acción cardiotónica, que ayuda a mejorar la circulación coronaria y la nutrición del corazón, para utilizarla debemos preparar una infusión con unas cucharadas de flores secas de la planta y beber tres tazas al día.
  • Muérdago: esta planta refuerza al corazón , previene la arteriosclerosis y reduce el colesterol. Preparar un cocimiento, de la misma durante 15 minutos de una cucharadita de ramas y hojas por cada taza , y se debe beber un vaso a diario.
  • Olivo:Sus hojas poseen propiedades vasodilatadoras, antiespasmódicas, antiarritmicas, cardíacas, diuréticas, y antiarterioscleroticas. Realizar una infusión de unas hojas de la planta por litro de agua y beber dos o tres veces al día.
  • Perejil: Se aconseja mezclar un par de hojas de perejil con jugo de limón y beber un vaso en ayunas.
  • Valeriana: Favorece una acción tranquilizante y sedante del sistema nervioso. Preparar una infusión de un puñado de hojas de la planta por taza de agua y beber dos vasos al día.

Debemos recordar que la hipertensión es una enfermedad de cuidado, consultar periódicamente a nuestro médico de confianza ayuda a prevenirla, junto al mantenimiento de un buen plan alimentario y acompañandolo con actividad física. No dude en consultar.

Foto: mariner_40