Los beneficios de caminar

hombre corriendo

Realizar periódicamente actividad física tienen muchas ventajas, como mantener la elasticidad de los músculos, mejorar el control del peso, reducir los niveles de glucosa en la sangre, disminuir los problemas de ansiedad, mejorar el sueño y el flujo intestinal, además de aumentar nuestros niveles de energía.

Es una de las mejores terapias preventivas que se pueden realizar. Según el cálculo de estudios científicos con sólo caminar 30 minutos diarios podría disminuir un 20% el número de muertos por enfermedades cardiovasculares.

Razones por las que debemos caminar

Algunos estudios recientes indican que caminar rápido, contribuye a mejorar increíblemente la condición cardiovascular de las personas, ayudando a fortalecer su concentración mental y la capacidad de tomar decisiones. El simple y placentero hecho de caminar, también contribuye a eliminar el exceso de peso, por lo que transforma de nuestra parte en un sencillo compromiso hacia la salud. Si a ello le agregamos una buena alimentación esta fórmula se transforma en mágica e inmejorable.

La caminata es un ejercicio más que recomendable para aquellas personas sedentarias por lo que sería excelente para comenzar con una rutina diaria, y se sugiere comenzar con caminatas moderas por 30 minutos e ir aumentando según vaya evolucionando nuestra capacidad de resistencia. Para ello debe recordar estirar los músculos antes de comenzar y al concluir el ejercicio.

Los ejercicios de flexibilidad en su forma más simple estiran y contraen los músculos, las mejores disciplinas para estirar correctamente las encontrará en la práctica del Yoga y el Tai Chi. Los beneficios de una buena flexibilidad verdaderamente van mucho más allá de lo físico, ya que reducen el estrés, y promueven la sensación de bienestar, dado que durante la actividad física el cerebro se oxigena adecuadamente.

Para comenzar con su rutina de caminatas debe también recordar hacer una consulta con su médico que luego de un chequeo podrá indicarle cual es la cantidad y calidad de ejercicio que usted puede soportar, partiendo desde esa base, ir aumentando paulatinamente, de esta forma estamos siendo precavidos y evitando lesiones o consecuencias mayores que a veces desconocemos y que pueden provocar efectos no deseados.

El caminar reduce significativamente el riesgo de contraer enfermedades coronarias, pero conocer nuestra condición física además nos ayuda a prevenir ataques al corazón o derrames cerebrales. Consulte con su médico de confianza y comience a practicar su rutina de caminatas, verá que se sentirá mucho mejor y podrá ver su vida con otra mirada mucho más optimista.

Foto: genisrp