Las comidas grasosas y el café aumentan el azúcar en la sangre

Los alimentos que cuentan con mucha grasa, como es la comida chatarra son muy perjudiciales para la salud, al igual que si se los combina con café.

Tomar café luego de una comida con mucha grasa genera un pico de de azúcar en sangre al igual que el observado en las personas que padecen diabetes. El efecto que ejercen los alimentos grasosos en el organismo puede durar por horas.

Las comidas grasosas siempre provocan una elevación en el nivel de glucosa pero el café la empeora aún más. Aquellas personas que tienen riesgo de diabetes tipo 2 deben restringir su consumo, pero el beber café descafeinado es una mejor manera de tolerancia a la glucosa.

Restringir el consumo de grasas saturadas que se encuentran presentes en la carne roja, los alimentos procesados y la comida chatarra será muy saludable para nuestra salud.

En condiciones normales el cuerpo genera insulina ante la presencia del azúcar en sangre y en estos casos la comida grasosa hace dificultoso el trabajo de esta hormona que se basa en trasladar el azúcar de la sangre y posibilitar que los músculos la puedan absorber.

Las grasas saturadas entorpecen la capacidad del cuerpo de eliminar el azúcar de la sangre y puede resultar aún peor si son mezclados con el café cafeinado. Tener azúcar en la sangre por largo tiempo es muy dañino porque afecta a los órganos del cuerpo.

NOTA: Este post ha sido editado para mejorar la calidad de su contenido…