El deporte y la alimentación

deportes

Siempre recordamos que el deporte es sumamente primordial para mantener nuestro cuerpo sano, pero no debemos olvidar que con la práctica deportiva se produce un gran desgaste de energía y por ello el organismo debe estar bien alimentado. Siempre que hacemos ejercicio debemos recordar reponer todos los nutrientes que perdimos al ejercitarnos.

La alimentación en el deporte debe establecer el régimen dietético particular más conveniente para el deportista, según el deporte que practica y el momento deportivo (periodo fuera de competición, en preparación para una competición, durante la competición o después de la prueba) en el que se encuentra, consiguiendo así mantener un buen estado nutricional y unas condiciones óptimas de reserva de energía y nutrientes que le permitan afrontar con garantías el momento de la competición.

Como alimentarnos para ser un buen deportista

Un deportista debe llevar una alimentación rica en hidratos de carbono que son los que aportan energía entre ellos pan, cereales integrales, pastas, arroz y entre mas sea la ejercitación mayor debe ser la dosis de alimentos. También deben consumir aquellos ricos en grasas insaturadas, para manejar la acción muscular, (aceite de oliva, pipas de girasol, sardina, arenque, atún, y salmón fresco.

Aquellos alimentos ricos en calcio para fortalecer los huesos, como todo el grupo de los lácteos (quesos , leche , yogurt, manteca etc) pescados enlatados con espinas, berro, brócoli, almendras y tofú de soja.

Hay un alto beneficio para los deportistas en los alimentos ricos en potasio, ya que cuidan sus músculos, y ellos son banana, cítricos y verduras, además de los ricos en zinc, para fortalecer sus huesos y músculos, como los mejillones , pipas de calabaza y girasol, carne magra, leche, queso, legumbres, levadura de cerveza, pan y cereales integrales. Y los que aporten vitaminas B12, para oxigenar y renovar su sangre, pollo, lácteos y aquellos alimentos enriquecidos con esta vitamina y vitamina E, un buen antiedad que combate el envejecimiento prematuro como las pipas de girasol y calabaza y las frutas secas, almendras, nueces, manó etc.

En cuanto a las bebidas, la hidratación es fundamental, ya que en el ejercicio por medio de la transpiración, perdemos minerales, azúcar y sal, así que deberían tener en cuenta beber agua o jugos de fruta antes de comenzar a ejercitarse. Las bebidas isotónicas son excelentes para reponer los electrólitos que se eliminan en el sudor.

En la alimentación del deportista no todos los alimentos tienen el mismo valor ni gozan del mismo prestigio a la hora de elaborar la dieta. Consulta tu nutricionista periódicamente.

Foto: fundacion-espanola-del-corazon