Nutrición y Demencia Senil

La demencia senil es un proceso degenerativo del sistema nervioso (cerebro, tronco cerebral y cerebelo), en el que poco a poco se pierden las células y sus funciones. Hay muchas causas que pueden favorecer la demencia senil, aunque algunas de ellas aún no han sido descubiertas.

demencia senil

Una mala vascularización o llegada de sangre al cerebro es una de sus principales causas, así como lesiones previas de traumatismos cerebrales, alcoholismo e infecciones.

5 señales de sintomas de demencia senil

  1. Analiza las pérdidas de memoria recientes. Aunque todos olvidamos cosas de vez en cuando, los que sufren de demencia nunca las recuerdan más tarde. Pueden preguntar lo mismo repetidas veces olvidando la respuesta que les fue dada e incluso olvidando el haber formulado la pregunta.
  2. Presta atención en la dificultad para realizar tareas que solían realizar con facilidad. Los que sufren esta enfermedad pueden olvidarse de servir la comida que recién han cocinado e incluso olvidar que la han cocinado.
  3. Nota problemas al hacer uso del lenguaje. Aunque cualquier persona en ocasiones puede tener dificultades para encontrar una cierta palabra al expresarse, los que sufren demencia senil pueden ponerse nerviosos al ser incapaces de encontrar la palabra correcta y, a causa de ello, salirse de sus casillas frente a la persona con la que están conversando. Eventualmente, puede que no se sena siquiera capaces de comunicarse verbalmente, haciéndolo solamente por medio de expresiones faciales o gestos.
  4. Ten en cuenta desorientaciones espaciales y temporales. Los que sufren demencia senil pueden alejarse sin rumbo, olvidarse de cómo llegaron a determinado lugar y cómo regresar a donde pertenecen. Puede que también se confundan las direcciones, pensando que el norte es el sur y el este el oeste.
  5. Fíjate si hay cosas mal ubicadas en lugares que no tienen sentido. Los que sufren demencia pueden poner una pulsera en el congelador o una botella en el sótano.

Como alimentarnos para prevenir la demencia senil

Hay una alimentación sana y saludable, para prevenirla o aliviar sus síntomas, y esta debe ser rica en frutas, verduras, hortalizas y cereales. El germen de trigo contiene una sustancia llamada «octaconasol» que protege las neuronas para que no se oxiden y se degeneren. El magnesio, selenio y fósforo protegen las células del sistema nervioso y podemos encontrarlos en frutas secas como nueces, castañas, almendras, cereales y legumbres entre otros.

Para la prevención se recomienda mantener una dieta saludable y realizar ejercicio físico, casi a diario en función de los gustos y posibilidades del paciente, como por ejemplo caminatas, paseos en bicicleta, baile etc. Además de recomendar una buena  gimnasia cerebral, «leer todos los días» diarios, revistas y realizar pequeñas operaciones matemáticas, o aprender números de teléfono de memoria, por ejemplo.

Si padeces de los síntomas comentados anteriormente o persona cercana a ti padece de estos, has que la persona afectada tenga una consulta médica. En algunos casos, un doctor de medicina general puede diagnosticar demencia senil, pero frecuentemente el paciente necesita ser derivado a un especialista.

Nota: Este post ha sido editado para mejorar la calidad de su contenido…