Recomendaciones en caso de sufrir heridas

corte en el dedo

Las lesiones que se producen a menudo en la piel y tejidos cercanos son una separación o discontinuidad de la superficie, que nos protege. Los golpes con objetos punzantes y cortantes suelen ser su causa más frecuente.

Una herida es una lesión que interrumpe los mecanismos de protección del cuerpo o que interrumpe la continuidad o integridad de un órgano. Puede ser producida por muchas razones, pero generalmente se debe a traumatismos.

Las heridas suelen romper pequeños vasos sanguíneos que facilitan la salida de sangre (hemorragias) y favorecen la penetración de gérmenes hacia los tejidos heridos, provocando así un gran riesgo de contraer infecciones.

En el caso de las heridas y lesiones de la piel no hay recomendaciones específicas en cuanto a la alimentación, más que mantener un plan alimentario saludable, y recordar que en la situación que el corte sea profundo, lo mejor es acudir al médico.

Si ha sufrido un corte recuerde siempre:

  • Limpiar la herida con agua oxigenada o simplemente agua limpia, y jabón. Es primordial desinfectar la herida y dejarla limpia.
  • Retire con cuidado si existieran, los objetos extraños que pudieran haberse incrustado.
  • En el caso de hemorragia, si hay mucha pérdida de sangre, presione sobre los bordes de la herida durante unos minutos hasta que deje de fluir la sangre y concurra al medico de ser necesario.
  • Para reducir las infecciones, aplique un poco de aceite de eucalipto o de aceite de lavanda todos los días, si la herida es de pequeña magnitud puede conseguir el mismo efecto aplicándose con una gasa un poco de bicarbonato de sodio.
  • Recuerde cubrir la herida con una compresa o gasa y vendaje, renovándolos cada día, si la herida es pequeña, puede dejarlo al descubierto, recordando su periódica limpieza, para evitar roces y mejorar el tiempo de cicatrización.

En los casos graves, es una constante la necesidad del traslado inmediato de la persona lesionada a donde pueda recibir tratamiento quirúrgico urgente, siempre teniendo en mente que cada minuto cuenta y hará la diferencia entre la recuperación, o la complicación del estado del herido.

Nunca se sabe cuándo se va a presentar una circunstancia en la que alguna persona sufra una herida. Por ello es conveniente siempre tener un botiquín de primeros auxilios en casa o en el trabajo, y realizar las maniobras de primeros auxilios si se conoce el procedimiento. De lo contrario, es mejor dejar la atención en manos de personal capacitado.

Foto: Gracias a sara.atkins


Warning: A non-numeric value encountered in /home/katxumoto/saluddiaria.com/wp-content/themes/Newspapernew/includes/wp_booster/td_block.php on line 326