Efectos secundarios del consumo de uña de gato

La uña de gato es una planta con grandes propiedades curativas, de la cual se puede utilizar tanto la raíz como su corteza, las cuales han sido usadas desde tiempos pasados por antiguas tribus indígenas, quienes descubrieron su efectividad para determinadas enfermedades.

De entre las enfermedades que se han llegado a tratar con la uña de gato están tanto el sida, debido a su acción en el fortalecimiento de la inmunidad del organismo; actúa también como un antiinflamatorio, y en dosis mayores como anticonceptivo.

Pero a más de los beneficios que se pueden mencionar por parte de la uña de gato, existen determinados efectos secundarios que es bueno tomar en cuenta, ya que por ejemplo las mujeres embarazadas deben tener mucho cuidado en el consumo de estas dosis.

Efectos causados por la uña de gato

Debido a su contenido en taninos y principios amargos, puede provocar molestias gástricas en aquellas personas que sufren dispepsia hipersecretoras. Pero si analizamos todos los beneficios que nos trae el consumo de esta planta en determinadas patologías podríamos evaluar, que para prevenir este tipo de dolencias administrarla en forma de cápsulas, comprimidos entéricos o tisanas.

Así mismo el uso de esta planta en estudios realizados con animales contribuye con las contracciones uterinas, y es capaz de provocar abortos, como medida de precaución no debería utilizarse en mujeres embarazadas. Tampoco se recomienda para pacientes que han sido transplantados o que han recibido injertos de piel.

Las dosis demasiado altas que se pueden llegar a consumir en los preparados de esta planta, puede ser perjudiciales, debido a que pueden bajar la presión arterial, causar diarrea, provocar mareos y hematomas así como ocasionar un sangrado en las encías.

Casi de manera estricta, a más de las mujeres en etapa del embarazo, también aquellas madres que están en la época de la lactancia deben de evitar el consumo de cualquier preparación que tenga que ver con la uña de gato.

Su uso también esta contraindicado en aquellas personas que toman medicamentos que inhiben el sistema inmunológico, es decir aquellos que se recetan para evitar los rechazos en los transplantes. Cabe mencionar que la uña de gato puede interactuar con algunos medicamentos como la – Lovastatina, cetoconazol, itraconazol, fexofenadina, y triazolam-, por lo cual se recomienda su ingesta con cautela.

Existen personas que por alguna enfermedad determinada tienen que tomar algunos medicamentos con contenido especial, razón por la cual la uña de gato debe ser contra indicada por un especialista de la salud. No dude en consultar con medico de confianza.

NOTA: Este post ha sido editado para mejora la calidad de su contenido….


Warning: A non-numeric value encountered in /home/katxumoto/saluddiaria.com/wp-content/themes/Newspapernew/includes/wp_booster/td_block.php on line 326