Cómo tratar la sensibilidad dental

La sensibilidad dental es la intolerancia a estímulos como el frío o el calor, ácido o dulce o el tacto, algunas personas al ingerir una bebida con hielo puede ser todo un desafío, como también el comer algo caliente puede originar dolor.

Estas personas sufren de sensibilidad dental, una molestia que se presenta y desaparece en diferentes momentos de la vida.

Os traigo algunos consejos para que puedas comer y beber sin sentir molestias.

  • Cuidado con tu enjuague bucal: Ciertos enjuagues poseen ácidos que afectan a los dientes muy sensibles, preguntarle al dentista acerca de los enjuagues de fluoruro neutro.
  • Comidas ácidas: Tomates, cítricos y golosinas ácidas pueden desgastar el esmalte de los dientes, para poder contrarrestar los ácidos, beber un vaso de leche o consumir un pedazo de queso luego de comer una fruta cítrica.
  • Blanquea tus dientes: Los blanqueadores de dientes o las cremas dentales con peróxido pueden provocar sensibilidad dental.
  • Evitar la enfermedad periodontal: Las encías son como un escudo de las raíces de los dientes, si se padece de enfermedad periodontal, las raíces de los dientes quedarán comprometidas y sentirán dolor. Realiza una consulta con tu dentista para hacer un tratamiento sobre esta patología.
  • No cepillar los dientes demasiado fuerte: Debido que al cepillar muy duro los dientes puede dañar las encías y el esmalte, esto te causara dolor porque llega a los nervios de los dientes.
  • Dientes sanos: Los tratamientos dentales pueden incrementar la sensibilidad, comentarle a tu dentista que sufres esta molestia.
  • Cuida tus dientes: Masticar hielo, morder caramelos, puede llegar a romper los dientes y provocar inflamación o dar el paso a bacterias, lo que causa más dolor.
  • No apretar los dientes: Al rechinar los dientes se debilita el esmalte, usar protectores bucales y modifica el estilo de vida que están llevando.
  • No a las caries: Las caries producen una cavidad que expone la raíz de los dientes y esto te causará mucho dolor.

Si se tiene una higiene bucal buena acompañada de hábitos adecuados, como lavarse lenta y suavemente los dientes, usando una crema dental de desensibilización o un enjuague bucal con flúor reducirán las molestias y se podrá disfrutar de la comida.

NOTA: Este post ha sido editado para mejorar la calidad de su contenido….