Meditación para liberar la ansiedad

Cada día más  personas, entre ellos médicos y psicólogos admiten los beneficios de la meditación, ya sea, a nivel físico como mental. El meditar es una  herramienta muy efectiva para acallar la mente y reencontrarse con uno mismo.

Los maestros taoístas hace ya miles de años revelaron los centros de Chi (energía) del cuerpo a través de la observación interior, debían alejarse del mundo exterior y de esta forma poder meditar mejor, los procesos de relajación mental y física les posibilitaron que algunas partes del cuerpo concentren más energía y esta era una posibilidad de poder limpiar el organismo, permitiendo sacar al exterior las emociones negativas.

Sonido como auto sanación

La práctica de la meditación de la Sonrisa Interior precisa de un trabajo interno y consciente y el proceso que la complementa, trabaja sobre el desbloqueo emocional y la purificación de los órganos, llamado “Técnica de los Sonidos Curativos”.

Esta método emplea la circulación de energía que se obtiene de la meditación y asegura el poder de cada persona para desbloquearse y aprender a escuchar los indicios que el cuerpo le brinda.

Se liberan las tensiones situadas en los órganos y esto lleva a que el organismo tenga un mejor dominio y asimilación de las emociones.

Estos ejercicios posibilitan hacer una higiene interna, a equilibrar el cuerpo que lo conducirán a un estado de relajación física y mental.

Meditar paso a paso

  • Para realizar la meditación el mejor horario es durante la mañana, que ayudan al desbloqueo de energía en los órganos.
  • En posición de sentada en una silla, relajar la columna vertebral.
  • Concentrarse en su frente y sonría, transportando esta emoción al interior del cuerpo.
  • Los pies deben tocar el piso.
  • Cerrar los ojos y centrar toda la atención en el entrecejo y en sus ojos.
  • Relajar la frente y sentir la energía de su sonrisa juntarse con sus ojos.
  • Dejar que el Chi fluya por los ojos, nariz y mejillas, empezaran a relajarse tanto la piel como los músculos.

Consejos:

  • Trate de no ingerir alimentos media hora antes y después de la realización del ejercicio.
  • Repetir tres veces la serie de ejercicios y descansar.
  • Repita nueve veces el ejercicio que implique a un órgano que tenga algún problema.
  • Hacer una consulta con el médico en el caso de embarazo o de padecer algún problema gástrico.

NOTA: Este post ha sido editado para mejorar la calidad de su contenido….