El hábito de fumar reduce la fertilidad

El tabaquismo puede causar abortos, embarazos tubarios o tener dificultad para lograr embarazarse y tener ese hijo tan deseado.

La exposición al tabaco y a su humo son nocivos en el embarazo, pero además tiene efectos nocivos que afecta desde antes del embarazo.

Se realizó un estudio donde se analizó la relación entre la exposición al humo del cigarrillo en diferentes etapas de la mujer con problemas de fertilidad y se descubrió que si durante el transcurso de la niñez se expuso se puede relacionar a este tipo de problemas y abortos en la vida adulta.

El humo del cigarrillo contiene alrededor de 4.000 químicos y algunos de ellos pueden afectar la función del ovario reduciendo su reserva de folículos siendo capaz de adelantar la menopausia de 1 a 4 años”, también, el cadmio y la nicotina contenidos en el humo del cigarrillo dañarían ciertos mecanismos hormonales comprometiendo la maduración de los folículos e incrementando también su riesgo de errores en los cromosomas.

La función de las trompas se vería también afectada, o sea, las mujeres fumadoras cuentan con un riesgo mayor de embarazo tubario”.

Cuando la pareja desea tener un hijo, aparecen evidencias que comprueban que la dificultad para lograrlo es aún mayor en las mujeres que fuman en relación con las que no, como así la posibilidad de embarazo fue menor cuando la pareja fumaba de manera activa.

Solo basta con la exposición al humo de tabaco ambiental para que la posibilidad de concebir se vea reducida en las mujeres expuestas. Es aconsejable que la pareja se abstenga de fumar si su deseo es quedar embarazada.

NOTA: Este post ha sido editado para mejorar la calidad de su contenido….