Cómo evitar morderse las uñas

Casi todos hemos pasado por el problema de modernos las uñas alguna vez, pero es un vicio que podemos evitar. Aquí os indicamos algunos consejos para evitar este mal hábito.

consejos para no morderse las uñas

Morderse las uñas es síntoma de estrés, nerviosismo u ansiedad. Estas características son más frecuentes en la época de la adolescencia, aunque es probable que perduren en algunos adultos.

¿Por qué debemos de evitar mordernos las uñas?

Principalmente, debemos hacerlo porque es una situación de estética que puede provocarnos desventajas en un futuro.

Cuando hablamos de desventajas, nos estamos refiriendo a que pueden tener problemas para encontrar pareja o trabajo. Ambas situaciones requieren un mínimo de estética y nuestras manos son un factor muy importante.

Pero eso no es todo. Si nos mordemos las uñas también podemos recaer en un tema de salud, puesto que en las uñas se almacenan grandes cantidades de bacterias que al introducirlas en nuestra boca, pueden provocarnos enfermedades.

Tened en cuenta que las manos son nuestra principal herramienta de trabajo y están expuestas diariamente a diferentes situaciones. Por ejemplo, cuando subimos a un autobús nos agarramos con las manos a las barandillas del mismo, cuando abrimos la puerta comunitaria de nuestra casa, cuando tocamos un banco de la calle, etc.

Todas estas situaciones nos ponen en contacto con millones de bacterias que al entrar en contacto con nuestras manos se quedan almacenadas en ellas.

Por eso, debemos evitar mordernos las uñas, sobretodo para los más pequeños de la casa, pues son más vulnerables en cuestiones de salud.

Los casos más comunes que se han encontrado sobre el contagio de enfermedades por morderse las uñas los encontramos en la aparición de verrugas, herpes, gripes…

Además, en época de crecimiento también podemos pasar algunas de estas enfermedades a nuestros labios y los dientes pueden deformarse perdiendo su forma estética.

¿Cómo podemos combatir este problema?

El primer paso es evitar el acceso de las uñas a los dientes. Para ello podemos tomar medidas drásticas como poner tiritas en nuestros dedos, para proteger a las uñas y evitar morderlas.También hay métodos menos drásticos como esmaltes amargos de venta en farmacia.

Pero el método más revolucionario lo encontramos en un remedio odontológico que consiste en poner una placa a nivel de los molares, que limita la unión entre los dientes superiores e inferiores, de tal forma que evita también el morderse las uñas.

Este proceso no es complicado, pues las personas solemos concienciarnos del problema en unas 5 o 6 semanas, periodo en el que concluye el llevar las placas molares.

Una vez que estemos concienciados de que el vicio de morderse las uñas no es bueno, entonces, solo tendremos que poner un poco de voluntad para dejar el vicio, habremos sido capaces de superar este problema.

Nota: Este post ha sido modificado para mejorar la calidad de su contenido…


Warning: A non-numeric value encountered in /home/katxumoto/saluddiaria.com/wp-content/themes/Newspapernew/includes/wp_booster/td_block.php on line 326