El ajo, un alimento funcional

El ajo se ha utilizado desde la antigüedad para tratar diversas afecciones. Las propiedades beneficiosas del ajo son tales que incluso se ha llegado a hablar de propiedades anticancerígenas del ajo en muchos estudios recientes.

ajos

Mucho antes de Cristo los egipcios y en la India, ya se conocían sus propiedades y beneficios para la salud. Entre sus aportes nutricionales podemos destacar, hidratos de carbono, proteínas, vitaminas del complejo B, Potasio, fitoquimicos (alicina y ajoene) que actúan como antioxidantes, ayudan a disminuir el colesterol, nivelan la presión arterial, y previenen la formación de coágulos sanguíneos.

Sus demostradas propiedades nutricionales, lo convierten en uno de los alimentos naturales mas efectivos para prevenir distinto tipo de enfermedades. Su consumo, ya sea crudo o en extractos, esta desaconsejado en caso de hemorragias, ya que sus auténticas propiedades fluidificantes de la sangre pueden dificultar los procesos de coagulación.

Beneficios medicinales del ajo

  • Males respiratorios. Aumenta las secreciones bronquiales, lo que hace que se despeje nuestro aparato respiratorio, dando paso a la sanación de estas vías.
  • Antiséptico y antimicrobiano. El ajo es muy bueno si lo aplicamos en dietas para eliminar parásitos y diarreas, por eso está indicado como remedio casero contra los males estomacales. También actúa como un buen antiséptico, así que no dudes en frotarte un diente de ajo sobre alguna herida para desinfectarla. El ajo es 50 veces más potente que el alcohol de 90 grados para desinfectar.
  • Dolores musculares y de articulaciones. Alivia los dolores causados por la tensión muscular, el reumatismo y la artritis. Es por ello que se aconseja comer ajos machacados todos los días antes de los alimentos.
  • Reductor del colesterol LDL. Descompone el colesterol malo -o LDL- abriendo la cavidad de las arterias. Esto quiere decir que mejora la circulación y, por lo tanto, los males que afectan al corazón.
  • Controlador del peso. El ajo contiene una sustancia que se llama alicina y esta es capaz de controlar nuestro peso. Según estudios realizados, esta sustancia se le administró a un grupo de ratas, las cuales no engordaron, a diferencia de las ratas a las que no se les suministró alicina.

El ajo es generalmente seguro pero algunas personas pueden padecer reacciones alérgicas con síntomas como irritación de la piel o problemas gastrointestinales. El ajo tiene propiedades anticoagulantes y debido a esto se debe suspender su uso previamente a cualquier intervención quirúrjica o extracción dental.

Quienes lo toleren por su fuerte sabor, pueden hacerlo cocido, en polvo o líquido, o bien incorporarlo como suplemento. Un diente de ajo, aporta apenas 7 calorías. Y recuerde,  Ante cualquier duda consulte con su médico.

NOTA: Este post ha sido editado para mejorar la calidad de su contenido….

Foto: bcnbits