Cómo educar niños diabéticos

Es necesario educar a los niños desde pequeños en el caso que sean diabéticos, enseñándoles a consumir alimentos nutritivos que son verdaderamente importantes para su desarrollo.

alimentos para diabeticos

La diabetes infantil es la segunda enfermedad crónica más común en la infancia. Antiguamente era una enfermedad propia de adultos, pero con el crecimiento del índice de obesidad infantil, asociado a una vida sedentaria y a los malos hábitos alimenticios, los casos de diabetes infantil han aumentado considerablemente entre los niños y las niñas.

El número de niños afectados con esa enfermedad varía mucho, según el país de origen. En España, por ejemplo, se estima que existen aproximadamente 30.000 casos de diabetes en niños menores de 15 años.

Recomendaciones para padres de niños diabeticos

  • Como primera instancia, debemos limitar los zumos industrializados, ya que además de poseer cantidades de azúcar agregado, influye directamente su consumo en el control de las glucemias, y estas bebidas no contienen fibras, y contribuyen al sobrepeso.
  • Enseñarles a elegir alimentos ricos en fibra: Es muy natural que los niños no consuman este tipo de alimentos, por lo tanto al problema glucídico se le suma el estreñimiento muchas veces, así que a la hora de alimentarlos, podemos realizarles sándwich con panes integrales, de postre las frutas con cáscara, e incluir cereales y verduras en su dieta de alguna manera es lo mejor.
  • Influenciar en el hábito de tomar mucha agua: esto no suele ser muy común en los niños, pero podemos agregarle gotas de limón y endulzarla con edulcorantes artificiales, o hacer de sus preferidas, las bebidas de soya sin azúcar, pero deben consumirse con cuidado.
  • Desterrar de la mesa la comida industrializada: sándwich, embutidos, sopas industrializadas, tartas, panificaciones, etc, de las que se comercializan en los supermercados además de azúcares agregados, contienen grasas y excesivas calorías.
  • Separar los alimentos: Utilizar diferentes recipientes o bolsas para colocar los alimentos, para que sus comidas, en caso de que pasen muchas horas fuera de casa, siempre se mantengan frescos y apetitosos, de esta manera evitamos que el niño coman golosinas y compren comidas, que para su enfermedad, no podrían ser del todo seguras.

Hay estudios que garantizan que los niños que realizan deporte de forma regular, podrían tener mejores niveles de glucosa en la sangre que los que no lo practican. La diabetes tipo 2 es hereditaria y ocurre cuando las células resisten a la acción de la insulina.

Enseñar sobre diabetes, es la mejor manera de hacer llevadera esta enfermedad en aquellos quienes la padecen. Sobre todo si de nuestros hijos se trata.

NOTA: Este post ha sido editado para mejorar la calidad de su contenido….