Drenaje linfático para liberar toxinas

El drenaje linfático sirve para liberar toxinas, fortalecer el sistema inmune, mejorar la circulación sanguínea entre algunos de sus beneficios. Este tipo de actividad realizada manualmente por un profesional, es un método que impacta directamente sobre el sistema circulatorio linfático y que actúa paralelamente con el sistema circulatorio sanguíneo.

Las toxinas son residuos que nuestro organismo acumula inevitablemente por el ritmo de vida que lleva, es decir, entrar en contacto con compuestos contaminantes y medicamentos, así como la alimentación diaria, generan estas nocivas sustancias.

Qué hace el drenaje linfático

Es una terapia de alta calidad que lucha contra la celulitis sumando al bienestar que proporcionan los masajes el poder para eliminar las toxinas y así, aumentar la respuesta inmunitaria propia del organismo. Por otra parte, se recomienda la acción de un drenaje linfático antes de una operación de cirugía estética para preparar los tejidos, e incluso después para mejorar la cicatrización por lo que es muy usual en el mundo de la estética.

Para comprender mejor cómo funciona dicha terapia, es importante conocer más sobre el sistema circulatorio y en concreto sobre el sistema linfático que gracias a su efecto limpiador constituye una función clave de nutrición de los tejidos corporales.

Conociendo el sistema linfático

El sistema linfático se encarga de captar el líquido intersticial o tisular ( el líquido contenido entre los espacios entre célula y célula) resultante de la actividad que estas mismas tienen. Gracias a una vasta red de vasos linfáticos este líquido es filtrado mediante los ganglios linfáticos y devuelto al torrente sanguíneo. Una vez que el líquido intersticial ha sido captado por los capilares linfáticos se le denomina “linfa”.

La linfa es una masa líquida que contiene grasas, proteínas, células vivas ( principalmente linfocitos), células muertas, células malignas, y restos de bacterias. El sistema linfático actúa como servicio de limpieza de una ciudad, si dejamos que se acumulen desechos, tendremos problemas de salud, porque justamente no se están eliminando correctamente.

Por lo tanto cuando nos alimentamos bien, el organismo no podrá asimilar sus nutrientes adecuadamente. Muchas veces el sistema linfático no cumple con sus correctas funciones por lo que se recomienda un drenaje linfático manual, que ayuda a restablecer el retorno de la linfa al sistema circulatorio sanguíneo.

El drenaje sirve para combatir la retención de líquidos, la celulitis, la circulación o las piernas cansadas. Esta técnica terapéutica se realiza de forma suave y ligera, tratando de evitar las presiones. Además, debe llevarse a cabo por un terapeuta especializado.

Nota: Este post ha sido editado para mejorar la calidad de su contenido…