Dolor de oídos, tratamientos y alternativas

El dolor de oídos es muy habitual en niños pero puede afectar también a personas de todas las edades. La otitis es una infección del oído medio u otitis externa, inflamación del canal del oído externo.

El dolor de oídos es tratable y en raras ocasiones origina alguna complicación. La otitis es el resultado de una infección en el tracto respiratorio superior, como el resfriado.

Si el niño tiene de 2 años o más, y se encuentra sano, observa su condición por algunos días, ya que la mayoría de los casos de dolor de oído se curan por si solos.

Tratamientos caseros para aliviar el dolor de oído de tu hijo:

  • Deben recostarlo boca arriba con la cabeza levemente elevada.
  • Ofrecerle algún descongestionante en gotas si su nariz esta congestionada. Esto le permitirá respirar y comer. No emplear las gotas por más de 2 a 3 días.
  • Puede ofrecerle ibuprofeno o paracetamol para que el dolor disminuya, observa la dosis que señalaa el empaque.
  • Colocar una compresa cálida sobre el oído del niño por 20 minutos.
  • Luego de dos a tres semanas del dolor de oído, visitar al pediatra para que examine si el tambor del oído de tu hijo se encuentra normal.

Trata que el niño no se encuentre expuesto al humo del cigarrillo, debido a que el cigarrillo aumenta la frecuencia y gravedad de las infecciones.

¿Con que otras alternativas contamos para calmar el dolor de oídos?

Los remedios herbarios y homeopáticos son una alternativa natural al tratamiento antibiótico para el dolor de oídos, estos tratamientos son seguros y suaves.

Las hierbas como Pulsatilla purpurea, (flor de Pasque) y Echinacea, trabajan como relajante del nervio y disminuyen la inflamación y estimulan también el sistema inmune. Los ingredientes homeopáticos como Hepar. Sulph, Belladona, Pulsatilla y Levisticum pueden tratar los síntomas de las infecciones del oído.

NOTA: Este post ha sido editado para mejorar la calidad de su contenido….