Tipos de parasitos de la piel

Los organismos que en el hombre y en algunos animales causan las enfermedades parasitarias corresponden al grupo de los eucariotas y llevan el nombre de parásitos porque hacen todo su ciclo vital o parte de él a expensas del ser vivo que lo hospeda, llamado huésped.

Un parásito en el transcurso de su vida, tiene varios huéspedes, uno de ellos puede ser el huésped definitivo y otros los huéspedes intermedios.

Se pueden encontrar muchos tipos de parásitos, entre los que se ubican:

  • Los virus.
  • Las bacterias.
  • Los hongos.
  • Las plantas.
  • Los protozoos.
  • Los helmintos.
  • Los artrópodos.
  • Las algas.
  • Enfermedades parasitarias.

¿Cuántas fuentes existen para le contagio de los parásitos?

Existen dos fuentes de contagio de parásitos: las personas y animales enfermos, y los huéspedes intermedios, animales, en los cuales, con o sin enfermedad aparente, se hace en algún momento del ciclo vital del parásito.

Se describen treinta especies de protozoos parásitos del hombre, de las cuales unas doce son los que originan enfermedades en el organismo parasitado.

Entre las enfermedades causadas por protozoos se encuentran pocas características comunes, debido a que junto a enfermedades graves, como la enfermedad del sueño, facilitan a otras que pasan desapercibidas, como son algunas lambliasis.

Los protozoos parásitos se presentan en diferentes localizaciones, pueden alojarse en la sangre (paludismo), en los tejidos (leishmaniosis), en los intestinos (amebiasis) o en la uretra (tricomoniasis).

Estas parasitosis no dejan ninguna clase de inmunidad, una vez sanas, la persona que las ha padecido puede volver a contraerlas.

Los hongos parásitos como no tienen clorofila, no pueden hacer la fotosíntesis y, para poder alimentarse, deben obtener sustancias orgánicas del hombre o de los animales, de otros vegetales o de materias que están en proceso de descomposición.

Cuando se hospedan en el hombre originan afecciones similares a las causadas por las bacterias, se deben a hongos que habitan en la boca o en los intestinos, como la candidiasis o la actinomicosis.

Las parasitosis causadas por vermes no causan a veces enfermedades en el hombre, se comprobó que existe un número de portadores que son sanos.

Algunas vermiasis son más habituales en las zonas de clima templado (teniasis, ascaridiasis, oxiuriasis, equinococosis) y otras de climas tropicales (filariasis, esquistosomiasis) pero éstas, por su fácil difusión, pueden producirse en climas templados.

Los pacientes que están afectados de vermiasis no están siempre parasitados por el animal en su forma adulta, sino que el parásito puede encontrarse en su forma larvaria, como pasa en la equinococosis.

Las vermiasis más habituales son las intestinales; las personas que las padecen pierden una cantidad elevada de elementos nutritivos, que son aspirados por el parásito y las erosiones que éste causa en el tubo digestivo pueden originar diversas infecciones.

NOTA: Este post ha sido editado para mejorar la calidad de su contenido….