Causas de la piel seca

La piel seca puede deberse a diferentes motivos, entre los que se destacan la herencia genética, que al mismo tiempo está influenciada por las dietas, el clima y los malos hábitos.

También a una escasez de vitamina A (huevos, lácteos, hígado, verduras) y la falta de grasa en la dieta (pescado azul, semillas, frutos secos y aceites vegetales) disminuyen la grasa natural de la piel.

Influyen muchísimo el empleo de jabones y limpiadores que son muy agresivos, el fumar y el sol sin tener en cuenta la debida protección.

Todo ello contribuye que una piel sea seca y a la larga este tirante y luzca poca elasticidad, se debe visitar a un especialista en dermatología para que la piel note una mejoría constante.

¿Existen otras causas de tener una piel seca?

La piel seca se debe también a un mal funcionamiento de las glándulas sebáceas que no generan suficientes fluidos para lubricar la piel y protegerla contra las pérdidas de agua.

Puede deberse además a unas condiciones ambientales extremadamente secas (calefacción o aire acondicionado).

¿Cómo prevenir la piel seca?

Emplea una emulsión de aceite y agua día y noche para proteger contra la pérdida excesiva de agua. Esta emulsión trabajará atrapando el agua en la última capa de la piel y de esta forma prevendrá su evaporación.

Consumir suficiente aceite oliva en las comidas, aumenta tu ingestión de alimentos ricos en vitaminas A y D, los zumos de frutas son excelentes y además brindan muchos líquidos.

NOTA: Este post ha sido editado para mejorar la calidad de su contenido….