Cáncer de piel o epitelioma basocelular y espino celular

¿Qué es cáncer de piel o epitelioma baso celular y espino celular? Son dos tipos de cáncer de piel muy conocidos, que se presentan sobre zonas de la piel que fueron expuestas al sol por largo tiempo, y que se diferencian por una particularidad importante.

El carcinoma basocelular tiene capacidad de originar crecimiento y destrucción de la piel en forma local. Es infrecuente que se extienda a distancia y que cause alguna metástasis. Crece en forma lenta a lo largo de años.

El carcinoma escamoso, puede dispersarse por la sangre o los ganglios si se deja que su evolución natural avance, puede originar metástasis y ser mortal. Su desarrollo es más rápido que el del carcinoma basocelular, son solo semanas o meses.

¿Cómo se produce cáncer de piel?

Los dos tumores afligen a personas adultas, a partir de los 50 años. El factor mas importante comprometido en su aparición es el depósito de radiación solar en la piel por largo tiempo.

Al revés del melanoma, que está asociado con la exposición intensa al sol en los primeros años de vida, los carcinomas basocelular y escamoso están originados por la exposición al sol en forma continua y lenta por decenios, afectando a aquellos profesiones que se hacen al aire libre, y se presentan en la cara, el pecho o las manos.

¿Cuáles son los síntomas del cáncer de piel?

Estos carcinomas se presentan como una pequeña verruga o bultito en la piel que se desarrolla, o bien una herida o pequeña llaga que no termina nunca de curarse y se hace cada vez más grande.

El carcinoma basocelular se presenta como un bultito, de color claro u oscuro, y con venitas o capilares en su interior.

Puede tener también el aspecto de una llaga o herida que no se cura y va agrandándose, o también como una cicatriz que descama o se desarrolla muy despacio.

El carcinoma escamoso se presenta como un bultito que crece rápidamente, y está cubierto de una costra, sangra y se llague o ulcere con mucha facilidad.

El carcinoma escamoso puede manifestarse luego de una lesión pre-cancerosa de la piel llamada como queratosis actínica.

Son manchas rojas o marrones, costrosas o rasposas, que se manifiestan a los 50 años en las zonas de la piel que están más expuestas al sol: el cuero cabelludo, las sienes, la nariz, las orejas, el pecho y el dorso de las manos. Son habituales en las personas de piel y ojos claros. Deben hacer un tratamiento ante la posibilidad de transformación en un carcinoma escamoso.

NOTA: Este post ha sido editado para mejorar la calidad de su contenido….