Cómo actuar frente a la pérdida de conocimiento

mareos

Generalmente un cuadro de mareos o vómitos, muchas veces es precedida por una caída repentina al suelo y seguida pérdida de conocimiento.

La pérdida del conocimiento es cuando una persona es incapaz de responder a otras personas y actividades y, a menudo, se le denomina coma o estar en un estado comatoso. Hay otros cambios que pueden ocurrir en el nivel de conciencia de la persona sin quedar inconsciente. En términos médicos, estos cambios se denominan «alteración del estado mental» o «cambio en el estado mental» e incluyen confusión, desorientación o estupor repentinos.

La causa de los desmayos pueden ser varias, entre ellas, vasculares (baja presión arterial), Físicas, (agotamientos), e incluso emocionales. En cualquiera de los casos de forma directa o indirecta, esto sucede porque la sangre llega insuficientemente al cerebro o con poco  oxígeno, provocando así la pérdida de conocimiento.

Consejos para actuar ante este tipo de eventualidades

Recueste o eleve las piernas, para mejorar la llegada de sangre del paciente al cerebro, debe recostarlo y elevar ligeramente sus piernas para favorecer así el retorno sanguíneo. Por otro lado debe desajustar su ropa, principalmente en la cintura y en el cuello, para que los vasos sanguíneos no se queden comprimidos.

La persona debe  tener aire fresco, por lo tanto evite que si sucede en la calle le obstruyan el paso de aire, si se encuentra en su casa o en algún lugar cerrado como la oficina, debe retirarlo con cuidado de allí, o acercarlo a donde el aire no esté contaminado. Si usted siente mareos o náuseas que anuncien desmayos, siéntese y coloque la cabeza entre las rodillas, beba pequeños sorbos de agua, presione con la uña varias veces la parte central del labio superior, cerca de la nariz, y de ser posible controle su presión arterial.

Primeros auxilios

  • Si la persona está respirando, está boca arriba y usted no sospecha de una lesión de columna, voltéela hacia el lado suyo con cuidado. Acto seguido, doble las piernas de tal manera que tanto la cadera como la rodilla queden en ángulos rectos. Luego, inclínele suavemente la cabeza hacia atrás para mantener la vía aérea abierta. Si en algún momento se detienen la respiración o el pulso, voltee a la persona boca arriba e inicie RCP.
  • Si cree que hay una lesión en la columna, deje a la persona donde la encontró, siempre y cuando siga respirando. Si la persona vomita, gire el cuerpo entero a la vez hacia el lado, apoye el cuello y la espalda para mantener la cabeza y el cuerpo en la misma posición mientras se efectúa la maniobra.

La pérdida del conocimiento y cualquier otro cambio súbito en el estado mental deben tratarse como una emergencia médica. Consulte a su medico ante la menor duda.

Foto: Gracias a Sarah G…