Cuidados para la primavera

Es muy común que llegada esta época del año, los virus causen infecciones respiratorias, entre ellas resfríos, y recaídas gripales, que actúan directamente sobre las mucosas de la nariz y los bronquios. Esto se debe a que los pacientes alérgicos durante esta estación poseen  sus bronquios inflamados, y se produce la exacerbación de los síntomas habituales de la alergia.

flores primavera

La alergia es un proceso sistemático que elige algún órgano para expresarse, y sus síntomas varían según cual sea el órgano afectado, por eso es que puede manifestarse en la nariz, los bronquios o la piel, incluso hasta puede llegar a aparecer su manifestación en todos ellos. Lo que se debe tener en cuenta en esta época del año, es que aquellas personas que padecen de rinitis alérgicas, tendrán más estornudos, picazón en la nariz, y abundante secreciones nasales, lagrimeos, ojos rojos entre otros síntomas.

El cambio de temperatura favorece a esto, sobre todo en primavera, que comienzan a hacer calores, y por ahí baja repentinamente la temperatura, y es allí donde reaparecen enfermedades como la rinitis y el asma, y comienzan a aparecer las virosicas típicas de la primavera. El asma se manifiesta con síntomas de tos, presión en el pecho, silbidos y dificultad para respirar, A esto cabe agregar que no todas las personas alérgicas padecen asma, y no todos los casos de asma se relacionan con las alergias.

Como evitar las alergias de primavera

  • Conocer al “enemigo”: Distintos tipos de polen provocan reacciones alérgicas en diferentes personas. Los estudios médicos realizados por los alergistas les servirán para conocer a qué tipo de polen (u otros agentes) son alérgicos, para saber evitarlos cuando se presenten.
  • Controlar los horarios: La mayor producción de polen tiene lugar entre las 5-10 de la mañana y de 7-10 de la noche, por lo que es mejor evitar las salidas al aire libre en esos horarios.
  • Consultar el pronóstico del tiempo: Los días secos y ventosos dispersan el polen y son los más críticos para los alérgicos; en esos días, es mejor permanecer en casa o al menos en lugares cerrados.
  • Cambiarse con frecuencia: El cambio de ropas varias veces al día permitirá mantener alejados los alergenos que se adhieren a las telas.
  • Bañarse con frecuencia: Como complemento de la recomendación anterior, una ducha refrescante y un lavado de cabello todas las noches servirán para eliminar todo rastro de polen del cuerpo y descansar mejor.
  • Mantener las ventanas cerradas: por la noche y cuando se viaja en el coche; y/o utilizar aire acondicionado con filtros y cambiarlos con frecuencia.

Lo que recomendamos, es que ante los primeros síntomas y malestares recurra a su médico de confianza que luego de realizar el chequeo correspondiente optara, por ver si los corticóides, antihistamínicos o descongestivos, broncodilatadores etc, se adaptan a sus necesidades.

NOTA: Este post ha sido editado para mejorar la calidad de su contenido….

Foto: John-Morgan