Factores que favorecen a las alergias

La alergia es una hipersensibilidad a una sustancia particular que si se inhala, ingiere o se toca produce unos síntomas característicos. Cuando un alérgeno penetra en el organismo de un sujeto alérgico, el sistema inmunitario de éste responde produciendo una gran cantidad de anticuerpos.

alergia

Primordialmente mencionaremos que luego de los meses fríos del invierno el cambio de temperatura con la llegada de la primavera, afecta e irrita las vías respiratorias en muchas personas, modificando su funcionamiento y haciéndolas más susceptibles a las infecciones.

Las infecciones víricas que la primavera produce está dada por un cambio en las condiciones locales de las mucosas respiratorias y el sistema inmunológico que reactivan los procesos alérgicos. Por este motivo, si arrastramos una gripe mal curada del invierno, puede terminar en un asma bronquial y empeorar significativamente los síntomas y malestares. Con la llegada del calor el aumento de los ácaros y hongos aumentan y desencadenan este tipo de crisis respiratorias.

Consejos para prevenir las alergias

  • Mantener una humedad menor del 60% dentro de las habitaciones del hogar o en la oficina.
  • Evitar tener animales dentro de tu casa.
  • Lavar las cobijas y ropa de cama en lavadoras que alcancen la temperatura suficientemente alta que elimine a los ácaros (entre 50° y 60° C).
  • Lavar la ropa a temperatura que elimine a los ácaros.
  • Evitar acumular libros dentro de las habitaciones.
  • Evitar muñecos de peluche sobre las camas.
  • Utilizar aspiradoras con gran capacidad de vacío y contenedores especiales para que el polvo no se esparza.
  • Evitar el uso de edredones o almohadas de pluma de ganso.
  • Evitar habitaciones con alfombras o tapetes.
  • Dormir con las ventanas cerradas.
  • Ventilar el domicilio preferentemente a primera hora de la mañana y mantener después cerradas las ventanas.

Dentro de los factores enemigos de las personas alérgicas, se encuentran los ácaros, que proliferan tanto en otoño como en primavera, y habitan en colchones, almohadas, alfombras y polvo que se acumula en los interiores, durante el invierno, en casas y oficinas. Estos mismos se potenciaron durante el frío, en casas que no son ventiladas correctamente y donde estuvo prendida la calefacción.

Si a esta condición le sumamos la cantidad de alérgenos que reaparecen en la primavera  se dispara una agresión sobre los bronquios que reaccionan de manera descontrolada y responden defendiéndose, mediante obstrucciones, y desencadenando crisis. No dude en consultar con su médico de confianza ante la menor duda.

NOTA: Este post ha sido editado para mejorar la calidad de su contenido….

Foto: Gracias a Cyron