1 de cada 10 trabajadores padece el síndrome de Boreout

Son personas que se sienten privadas de hacer ciertas tareas en el trabajo, padecen de mucha desmotivación y aburrimiento en la jornada laboral y simulan estar ocupadas para no coger más responsabilidades, no encuentran sentido a todo lo que realizan.

Si usted percibe esto podría está empezando a ser víctima de este nuevo síndrome «Boreout», un síndrome que podrían sufrir aquellas personas que sienten que están sometidas a una ocupación por debajo de sus capacidades lo que les causa problemas de motivación, concentración y miedo, por una desconfianza creciente de sus posibilidades.

Hay muchas razones por las que el Boreout puede presentarse. La falta de delegación, cuando el trabajador se encuentra con responsables de área que no delegan y su trabajo está limitado a tareas muy escasas y encuentra disminuida su capacidad de progresar, puede ser las estructuras rígidas de las organizaciones en las que las tareas no se delegan y las comunicaciones son descendentes, no existe posibilidad de realizar sugerencias o tener actividades de forma proactiva.

¿Cuáles son sus síntomas?

  • Le cuesta mucho esfuerzo poner en marcha cualquier tipo de iniciativa por más mínima que sea.
  • El cuerpo siente mucho cansancio corporal cuando se llega al trabajo.
  • Se le dedica cada vez más tiempo a cuestiones personales en el horario laboral, que a las profesionales.
  • Se siente que es incapaz de hablar con el jefe directo sobre el propio trabajo que se está realizando o el rendimiento personal.
  • Tiene mucha dificultad por definir claramente cuáles son las tareas diarias que se realizan en la empresa.
  • Se percibe cualquier comentario acerca del trabajo que se realiza o del desempeño en el mismo como un ataque hacia la propia persona.
  • Empieza a tener problemas con el resto de las áreas de la empresa, por no poder resolver ni hablar con sus compañeros acerca de su insatisfacción personal.
  • Tiene un sentimiento de frustración cuando concurre a reuniones ya que sabe que debería estar ofreciendo más de lo que está haciendo.

Para evitar que esto se extienda se debe hablar con mucha sincerad con la autoridad correspondiente apenas empiecen a sufrir los síntomas, planteándole los deseos por desempeñar tareas más desafiantes.

La idea es que se establezca una alianza para llevar a cabo iniciativas que permitan salir del Boreout.

Si luego de este intento, es imposible acceder a un puesto de mayor responsabilidad, habrá que analizar la posibilidad de renunciar a la empresa antes de que incremente la desmotivación y aumente, aún más la inseguridad personal.

Para ello el empleador debe identificar el problema de salud, escuchar, ayudarlo y motivarlo resaltar los logros del empleado será un gran incentivo para éste.

NOTA: Este post ha sido editado para mejorar la calidad de su contenido….