Cómo prevenir y vencer al cáncer ginecológico

El cáncer es una enfermedad muy seria pero es posible combatirlo. El cáncer ginecológico comprende al que afecta a las mamas, cuello de útero, ovarios y endometrio.

El que se desarrolla en las mamas y el cuello de útero es mucho más frecuente porque el cáncer de mama afecta a una de cada ocho mujeres y el del cuello de útero representa el tercer tumor más común entre las mismas.

Se apunta a generar conciencia en relación a los factores de riesgo para su surgimiento y a los controles que es preciso realizar para detectar estas patologías de manera temprana.

Uno de los pilares más importantes de un servicio de ginecología oncológica debe ser la prevención del cáncer, como también su diagnóstico precoz. Se apunta a informar sobre los hábitos que hacen a una conducta preventiva, que comprenden desde la realización de los controles necesarios en tiempo y forma, el conocimiento de los aspectos genéticos y hereditarios, y la importancia de llevar una vida saludable.

El cáncer daña muy seriamente la calidad de vida de las personas en nuestra sociedad, enfocar nuestros esfuerzos en el fomento de conductas preventivas en la sociedad que estén basadas en el conocimiento y la acción.

Principalmente, concientizar sobre la importancia de introducir controles médicos a la rutina para la detección precoz de las enfermedades y la adopción de hábitos saludables para poder prevenir estas en primer lugar.

El autoexamen mensual es una obligación que usted tiene consigo misma, la atención de las mujeres sobre no pasar por alto la prevención del cáncer y de esta forma evitar su aparición o detectarlo a tiempo y beneficiarse de los tratamientos posibles si se detecta tiempo, ya que en los primeras etapas de la enfermedad se puede vencer el cáncer.

NOTA: Este post ha sido editado para mejorar la calidad de su contenido….