Trastornos del sueño

El cuerpo humano nunca se detiene, y requiere de las horas de sueño para regenerarse después de la actividad diaria. Los médicos por lo general recomiendan dormir entre 7 y 9 horas de sueño para obtener los efectos reparadores regulares, pero cuando el sueño no es de calidad, aún muchas horas podrían no servir de nada.

trastorno del sueno

¿Dormir o creer que se duerme?

Cuando el sueño es regular, existen dos etapas: la llamada no REM o no profunda y la REM o profunda, que se caracteriza por el movimiento rápido de los ojos.

Los problemas del sueño no se limitan al insomnio. Algunos trastornos no permiten que la persona alcance el sueño REM, que permite un efectivo descanso. Por ello, muchas personas despiertan igual de cansadas después de dormir durante 8 horas.

Factores que interrumpen el sueño

La apnea del sueño es uno de los males más comunes de quienes sufren trastornos del sueño. Esta se produce al no entrar suficiente aire a los pulmones durante el sueño. Al suceder esto, la persona ronca o se despierta jadeando.

Los ronquidos y las múltiples interrupciones del sueño impiden que la persona logre el estado REM. Esto causa somnolencia diurna y puede ocasionar incluso accidentes de tránsito o laborales.

Otros pacientes sufren de tensión mandibular, lo que provoca que esta zona del cuerpo se tense, y los dientes rechinen durante la noche. Esto puede deberse a problemas de mordida o tensiones musculares en cuello y rostro.

Otro trastorno que puede interrumpir el sueño es el llamado síndrome de las piernas inquietas. Este se da debido a problemas circulatorios que provocan incomodidad de las piernas cuando la persona está sentada o de pie. Quienes padecen de este mal tienen la necesidad incontrolable de mover las piernas, ya que el movimiento alivia las tensiones.

Ni dormir mucho ni dormir muy poco

Si bien es recomendable dormir entre 7 y 9 horas al día, tampoco es bueno para la salud dormir demasiado.

Cuando se duerme más de nueve horas, el cuerpo responde con más sueño. En lugar de sentirse descansada, la persona estará más adormecida.

Adicionalmente, se ha comprobado que dormir muy poco o hacerlo demasiado, desarrolla el riesgo de problemas cardíacos.

En muchos foros de salud se ha popularizado la creencia de que dormir mucho ayuda a perder peso, pero esta afirmación es falsa. Dormir demasiado hace que el metabolismo se vuelva lento, por lo que el cuerpo quema cada vez menos calorías.

Dormir poco tampoco favorece el sobre peso, pues la falta de sueño hace que disminuya la producción de la sustancia que indica al cerebro que el estómago se ha saciado, lo que hace que las personas coman más de lo debido.

En pocas palabras, dormir lo necesario garantiza el adecuado equilibrio del organismo. 8 horas de buen sueño ayudarán a mejorar considerablemente la salud física.

Nota: Este post ha sido editado para mejorar la calidad de su contenido…