Cómo vive una persona que sufre de depresión

La depresión es un trastorno emocional que esta señalado por tristeza, sufrimiento, melancolía, angustia, abatimiento, desesperanza, todos las personas sentimos la depresión en algún momento de nuestras vidas y con el correr del tiempo, logramos superarla. Cuando este cuadro se extiende en el tiempo y los síntomas evitan desarrollar una vida normal se estima clínicamente la depresión.

Son muchos los síntomas desarrollados por las personas depresivas, baja autoestima: la persona no se estima a sí misma, se siente menos que los demás y acaba por abandonarse, descuidando su cuidado personal, higiene o aspecto.

Siente un rechazo muy marcado a sí mismo, se culpa de las situaciones adversas y se observa como la causa de todo lo negativo que le acontece. Su perspectiva es pesimista, una sensación de fracaso continuo, no está en condiciones de realizar correctamente ninguna tarea, lo que la lleva a pensar de que no vale la pena intentar salir de la situación.

Presenta un cansancio permanente, falta de voluntad hasta para las tareas más simples, hasta llegar al límite de no querer levantarse de la cama. El cansancio se combina con una falta de interés hacia toda actividad, escasa motivación, no la atrae ninguna actividad, ni laboral, deportiva o de entretenimiento.

El depresivo presenta dos actitudes extremas respecto a la comida: no se alimenta o se alimenta en exceso. Las dos actitudes desembocan en graves trastornos alimenticios.

La persona que padece depresión desea alejarse de los demás, elude las conversaciones, se encierra y desea estar solo, se altera su carácter y cada vez está más irritable, presenta signos de insomnio, o duerme excesivamente.

La persona percibe que la vida sólo le ofrecerá sufrimiento, no tiene esperanza alguna de mejoría y empieza a pensar en la muerte como la posible salida a su situación.

Los especialistas no han acordado las causas biológicas de la depresión, una de las hipótesis es un mal funcionamiento de los neurotransmisores, como la dopamina, serotonina y norepinefrina, sustancias ubicadas en el cerebro y su función es comunicar las neuronas entre sí.

La depresión puede ser consecuencia de enfermedades como el cáncer, hepatitis e hipotiroidismo. Otros factores que pueden causar la depresión pueden ser: la muerte de un ser querido, separaciones, pérdida de trabajo, situaciones de maltrato, alcoholismo, drogadicción, aislamiento.

Para eliminar la depresión existen tratamientos en psicoterapia y medicación. La psicoterapia apunta a que el sujeto depresivo modifique su mentalidad y conducta negativa y la medicación se aconseja de acuerdo al grado depresivo que padece el paciente, la cual puede ser leve, moderada o severa.

NOTA: Este post ha sido editado para mejorar la calidad de su contenido….