Riesgo de contraer una enfermedad de transmisión sexual

Nadie debería exponerse al riesgo de enfermar por una enfermedad de transmisión sexual, pero si se cae en esta situación, u ocurre el caso de que utilizando protección, el preservativo se ha roto o se presenta alguna situación como una violación, es imprescindible visitar de inmediato al médico, ya que postergarlo puede ser mucho más nocivo que la situación enfrentada, porque ciertas enfermedades de transmisión sexual pueden controlarse con antibióticos.

Gonorrea o clamidia: debe hacerse de inmediato una citología, con este examen el médico obtendrá un diagnóstico de si existe o no la enfermedad, luego de una semana, las mismas se tratan con antibióticos y si se realiza un tratamiento al pie de la letra se pueden curar.

Verrugas genitales por el virus de papiloma humano: se detectan con la citología y si se las encuentra se realiza una extirpación de las mismas, este es un problema de salud que aflige a muchas mujeres y puede originar serios problemas de salud.

Esta es una enfermedad que debe desecharse a través de la visita al médico y si el examen da positivo deberán someterse a un tratamiento eficaz.

Herpes genital, Hepatitis B y C, VIH: son enfermedades que precisan de una atención inmediata, el médico realizará un examen de sangre completo y si es positivo la Herpes genital y Hepatitis B y C deben ser tratados en forma adecuada.

En cuanto al VIH o Sida no existe actualmente una cura, pero si es detectado a tiempo puede lograrse un mejoramiento de la calidad de vida del paciente.

Prevenir es mejor que curar, tener sexo con protección es proteger tu vida, llevar una vida sexual ordenada, el contacto con muchas parejas sexuales es un riesgo altos de contraer una enfermedad de esta índole.

NOTA: Este post ha sido editado para mejorar la calidad de su contenido…