La rinitis alérgica y sus síntomas

La rinitis alérgica usualmente llamada simplemente alergia o fiebre del heno, ocurre cuando el sistema inmune reacciona de forma exagerada a partículas del aire, porque somos alérgicos a ella. El sistema inmune ataca esas partículas en nuestro cuerpo, causando síntomas como estornudos y mocos en la nariz.

rinitis alergica

Estas partículas son llamadas alérgenos, lo que simplemente significa que pueden causar una reacción alérgica. Las personas con esta clase de alergias usualmente tienen síntomas por muchos años. Incluso podrías tener síntomas de forma seguida durante un año, o sólo en algunas épocas.

La rinitis alérgica afecta a 1 de cada 5 personas y a cerca de 40 millones de personas que viven en Estados Unidos. Algunas personas tienen síntomas todo el año. Para otros, los síntomas empeoran en determinadas épocas del año, generalmente, en primavera, verano u otoño. Las personas que son alérgicas a los alergenos de su casa como las mascotas, las cucarachas, los ácaros y el polvo, son quiénes suelen presentar síntomas todo el año.

También podrías desarrollar otros problemas como sinusitis o infecciones en los oídos como resultado de estas alergias. Con el tiempo, los alérgenos pueden empezar a afectarnos menos y los síntomas pueden no ser tan severos como lo fueron con anterioridad.

Los síntomas de la rinitis alérgica son:

  • Estornudas una y otra vez, en especial después de que te despiertas en la mañana.
  • Tienes mocos y un goteo por la nariz. Los mocos causados por las alergias son usualmente claros y delgados. Pero se pueden volver más espesos y blancos o amarillentos si tienen una infección nasal o sinusitis.
  • Tus ojos se ponen llorosos y tienen picazón.
  • Tu nariz, oídos y garganta tienen picazón.

Remedios caseros para tratar la rinitis

Tisanas de jengibre: es un excelente remedio natural contra la rinitis. Directamente, lo más recomendable, es preparar una infusión con ralladura de la raíz. Simplemente ralla un poco y agrega a una taza de agua hirviendo. Deja reposar por 15 minutos y bébela. Hazlo al menos, dos veces al día.

La ortiga verde: otra de las buenas hierbas medicinales, también sirve para combatir la rinitis. Lo más común es hacer una infusión con una cantidad razonable de ortiga por litro de agua. Luego de dejar hervir por 15 minutos, como cualquier otra infusión, se cuela y se reserva. Trata de beber esta infusión ininterrumpidamente por un lapso de tiempo largo, dos o tres veces al día para que puedas apreciar sus resultados.

Se pueden reducir los síntomas tomando algunas medidas para limitar la exposición a los alergenos. Es bueno que usted sepa a que sustancias es alérgico a fin de tomar medidas para evitar el contacto. Recuerde que la opinión de un especialista siempre sera importante.

Nota: Este post ha sido editado para mejorar la calidad de su contenido…