El asma y sus ataques

El asma causa inflamación e hinchazón en las vías respiratorias que van hacia los pulmones. Cuando hay un ataque de asma, las vías respiratorias empiezan a ponerse tensa y se estrechan. Esto evita que el aire pase fácilmente y hace que sea difícil para las personas respirar, lo que es llamado ataque de asma.

asma

El asma afecta a las personas de maneras muy diferentes. Algunas sólo presentan ataques de asma durante la temporada de alergias, que está relacionada con el polen en el ambiente como en la primavera, cuando respiran aire frío o cuando están haciendo ejercicios.

Otras personas pueden tener serios ataques de asma que los envían frecuentemente al médico. Incluso si tienes muy pocos ataques de asma, necesitas recibir tratamiento para esa enfermedad, ya que la inflamación y la hinchazón de las vías respiratorias pueden llegar a producir cambios permanentes en ellas y dañar tus pulmones.

Consejos para combatir el asma

  1. Evite Desencadenantes Inespecíficos: No fume, ni permita que fumen en su presencia, especialmente en su domicilio y trabajo. No respire en ambientes contaminados, especialmente en su lugar de trabajo. Evite y prevenga las infecciones respiratorias y resfriados.
  2. Evite Desencadenantes Específicos: Si usted ya padece alguna alergia ya sea nasal u ocular, especialmente extreme las medidas de evitación para éstas. Recuerde que en el transcurso de los años usted puede volverse alérgico a sustancias que anteriormente toleraba.

Medidas para evitar los neumoalergenos más frecuentes:

Polen de plantas: frecuente en áreas rurales. Durante la estación polínica (habitualmente en primavera) mantener las ventanas del dormitorio cerradas tarde y noche y viajar con las ventanillas del coche cerradas, cambio de domicilio (a zona urbana), utilizar gafas cerradas.

Ácaros: frecuente en áreas costeras. Cubrir con fundas colchón y almohada, lavar con frecuencia fundas y ropa de la cama con agua muy caliente (65ºC), retirar almohadones, peluches, tapizados de tela, alfombras, cortinas y moquetas, utilizar aspirador, limpiar con paño húmedo, reducir la humedad, y secar la ropa al sol.

Retirar del domicilio animales o mascotas de pelo.

Fármacos: Procure ingerir fármacos con capacidad potencial de desencadenar una crisis de asma. Especialmente la aspirina y otros antiinflamatorios no esteroideos y bloqueantes (fármacos empleado en el tratamiento de la hipertensión, glaucoma, cardiopatías, etc).

Cuidado en el trabajo: Diversos procesos industriales pueden causar polvos y humos que penetran en el aire del lugar de trabajo, y que pueden desencadenar un asma ocupacional, como por ejemplo sucede con algunos humos de la industria del plástico o en la fabricación y el uso de látex, pegamentos y pinturas. En estas industrias se deben extremar las medidas de limpieza de polvo y extracción de humos.

Los expertos no saben con certeza lo que puede causar el asma, pero algunas cosas que si se conocen son: que el asma va en la familia, que es mucho más común en personas con alergias aunque no todos los alérgicos padecen de asma y no todos los asmáticos son alérgicos y que la solución puede causar el asma o empeorarlo.

Nota: Este post ha sido editado para mejorar la calidad de su contenido…