Consejos para aliviar el dolor de espalda

dolor espalda

El dolor de espalda suele aparecer de diferentes maneras, puede ser sordo, difuso agudo, y con pinchazos en determinadas zonas.

El dolor de espalda aparece por un mecanismo neurológico normalmente de origen desconocido que causa dolor, inflamación y contractura muscular. Este tipo de malestares puede surgir de los tejidos dispuestos en esas zonas o que nacen en otros sitios del organismo y luego se trasladan allí.

Entre los malestares más comunes de la espalda encontraremos a la artrosis de las vértebras, la ciática, el lumbago, tensiones musculares nerviosas, y también pueden estar provocados por problemas de páncreas, riñón o vesícula biliar que se retransmiten a esa zona.

Si bien no existen alimentos específicos para aliviar esta sintomatología, como siempre recomendamos, es fundamental una correcta alimentación, y actividad física periódica, para mantener el organismo en un correcto y saludable funcionamiento.

Recomendaciones para combatir los malestares

  • Masajes en la zona dolorida con aceite de oliva templado.
  • Utilizar una toalla caliente, colocándola en la parte baja de la espalda.
  • La bolsa de agua caliente y fría también suele ser de gran ayuda, colocada en la zona dolorida, alternándolas una con la otra dos minutos cada una.
  • Si los dolores de espalda son crónicos la infusión de hipérico y valeriana, una vez al día puede mejorar el malestar que provocan los síntomas de dolor de espalda.
  • Y no debemos olvidarnos de los masajes relajantes, el aceite de pepino es un excelente descontracturante muscular que nos puede servir en estos momentos, relajando significativamente los músculos de la espalda.

El dolor o molestia en la espalda es un problema de salud muy frecuente que generalmente padecen las personas mayores y que puede aparecer y desaparecer durante un periodo de varios años. En la mayoría de los casos, la causa del dolor de espalda no es grave y el dolor desaparecerá con un simple tratamiento en casa y con el paso del tiempo.

Las personas que padecen dolor de espalda lo describen con frecuencia como una sensación lenta y continua o aguda y punzante que causa rigidez y dificultad al estar quieto o al moverse o dolor u hormigueo en las nalgas y en las piernas hasta la rodilla.

Cuando es urgente ir al medico y cuando es indispensable consultarlo

Urgente:

  • Aparición brusca de alteraciones al orinar: imposibilidad de controlarlo o dificultad para hacerlo.
  • Pérdida de sensibilidad en la zona del ano, los genitales o la cara interna de ambos muslos «anestesia en silla de montar».
  • Pérdida súbita de fuerza en ambas piernas.
  • Aparición brusca de dolor, acorchamiento o pinchazos en ambas piernas.
  • Imposibilidad de mantenerse en pie de forma estable.

Indispensable:

  • El dolor ya ha sido previamente valorado por un médico, y las características y localización del nuevo episodio son las mismas.
  • El dolor es soportable, se alivia con analgésicos que se pueden comprar sin receta médica, mejora en menos de 2 días y desaparece en menos de 7.
  • El dolor no se acompaña de pérdida de fuerza.
  • El estado general de salud es bueno; no hay fiebre ni pérdida de peso, no se padece ningún tipo de enfermedad y no se están siguiendo tratamientos que puedan influir en el dolor.

Recuerde que la opinión de su medico es la más importante en estos casos.

Foto: Gracias a Wonderlane