¿Qué es la neumonía? Síntomas para tener en cuenta

La neumonía, es una enfermedad que ataca las vías respiratorias y se aloja en los pulmones, generalmente producida por una bacteria llamada Streptococcus Pneumonieae.

Enfermedad neumonia

La neumonía es una inflamación del pulmón, causada generalmente por una infección. Tres causas comunes son bacterias, virus y hongos. También puede contagiarse con neumonía por la inhalación accidental de un líquido o una sustancia química. Las personas con mayor riesgo son las mayores de 65 años o menores de 2 años, o aquellas personas que tienen otros problemas con la salud.

Sus primeros síntomas son, tos con estupor, dolores persistentes en el tórax, fiebre, sensación de ahogos, y se van agudizando según el avance de la enfermedad, el diagnóstico es confirmado por el médico especialista”neumonólogo” por medio de radiografías, en el laboratorio, por análisis de las flemas y de sangre, para determinar exactamente cuales son las causas que la hayan provocado.

Los factores de riesgo que aumentan las probabilidades de contraer neumonía:

  • Enfermedad pulmonar crónica (EPOC, bronquiectasia, fibrosis quística).
  • Fumar cigarrillos.
  • Demencia, accidente cerebrovascular, lesión cerebral, parálisis cerebral u otros trastornos cerebrales.
  • Problemas del sistema inmunitario (durante un tratamiento para el cáncer o debido a VIH/SIDA o trasplante de órganos).
  • Otras enfermedades graves, tales como cardiopatía, cirrosis hepática o diabetes mellitus.
  • Cirugía o traumatismo reciente.
  • Cirugía para tratar cáncer de la boca, la garganta o el cuello.

Se trata con antibióticos que suelen ser muy eficaces, pero esto dependerá, de la rapidez con que haya sido detectada y del estado de avance que tenga la misma, se transmite en hospitales, por medio de inhalación de microorganismos, pero muchas veces esta se produce, por infecciones cercanas a las vías respiratorias que se trasladan a los pulmones por medio del flujo sanguíneo, desencadenando la enfermedad.

Cada vez son más las bacterias que la producen, y muchos más los estudios que se realizan para combatirla, dado que con el tiempo, estas bacterias se han hecho resistentes a los antibióticos de uso cotidiano y se trabaja constantemente para crear nuevas opciones para mejorar la calidad de vida de aquellos que la padecen.

Consulte con el médico si presenta:

  • Tos que produce moco sanguinolento o de color mohoso.
  • Síntomas respiratorios que están empeorando.
  • Dolor torácico que empeora al toser o inhalar.
  • Respiración rápida o dolorosa.
  • Sudores nocturnos o pérdida de peso inexplicable.
  • Dificultad para respirar, escalofríos o fiebre persistente.
  • Signos de neumonía y un sistema inmunitario debilitado (por ejemplo, por VIH o quimioterapia).

Se debe tener mucho cuidado, ya que la neumonía es la sexta causa de muerte en el mundo y es una enfermedad peligrosa que si no es detectada a tiempo puede llegar a ser fatal.

Nota: Este post ha sido editado para mejorar la calidad de su contenido.