Homeopatía, Magnesia Phosphorica y sus indicaciones

Magnesia Phosphorica

Muchas son las personas que padecen de contracciones musculares o espasmos que atacan durante la noche, cuando se esta durmiendo y obligan a que nos levantemos para estirar los músculos y calmar esos molestos síntomas.

Desde la homeopatía se suele recomendar Magnesia Phosphorica, en excelente antiespasmódico que puede ayudar con este tipo de patologías.

Enfermedades tratadas

Este remedio se utiliza en el tratamiento de trastornos que afectan los nervios y los músculos, como dolores con calambres, dolor neurálgico y sensación de opresión.

También es un remedio excelente para los cólicos, en los que el dolor mejora con la presión fuerte, al doblarse y con el calor, y empeora con el tacto y el frío. Las enfermedades tratadas suelen presentarse en el costado derecho del cuerpo y el paciente suele ser sensible al frío. Las personas que necesitan este remedio pueden ser muy sensibles o intelectuales.

Se indica generalmente cuando hay casos de espasmos intestinales, que responden a dolor en el estómago, o dolor agudo en el útero, vejiga etc. como así también, para calambres y contracciones musculares de las piernas, pantorrillas, diafragma y manos que vienen acompañados de fuertes dolores agudos y que se agravan con el frío y ceden ante la presencia de calor.

Este remedio permite entre otras cosas tratar algunos síntomas relacionados trastornos del comportamiento, como por ejemplo rigidez de los miembros y de las articulaciones o crisis de asma de origen nervioso. Además, también permite detener las convulsiones en el tratamiento de casos ligeros de epilepsia. Magnesia Phosphorica puede también servir de ansiolítico para personas depresivas, angustiadas, coléricas y hurañas.

Además se indica en patologías como neuralgias muy agudas, que se propagan por el resto del sistema nervioso y aparecen como relámpago moviéndose a diferentes zonas que pueden provocar contracturas cervicales, mareos, aturdimiento en el paciente, falta de claridad para pensar debido al fuerte dolor agudo, desmotivación, falta de concentración, y exceso de somnolencia.

Magnesia Phosphorica es un remedio homeopático que se obtiene gracias a la saturación de ácido fosfórico transformado en sal de magnesio. Este remedio está clasificado entre cepas sensibles que sirven esencialmente para el tratamiento de los dolores neurálgicos espasmódicos, así como los calambres musculares.

Un equivalente homeopático de Magnesia Phosphorica es Colocynthis, teniendo en cuenta que estos dos remedios poseen propiedades similares en el tratamiento del dolor. Sin embargo, Magnesia Phosphorica está indicado para curar varios otros tipos de patologías, en particular las relativas a

La Magnesia Phosphorica, un excelente antiespasmódico a nivel general que puede colaborar mejorando este tipo de malestares, no dude en consultar con su médico homeópata.