Vitamina C, un refuerzo al sistema inmunológico

kiwi fuente de vitamina c

Hay estudios que han comprobado que aquellas personas que descansan poco, corren el riesgo de incrementar la contracción de virus e infecciones, dado que el no descansar correctamente, con el tiempo va provocando un deterioro periódico del sistema inmunológico.

El bajar las defensas, porque el organismo tiene un sistema inmune deprimido, nuestro cuerpo se encuentra indefenso ante el ataque de virus e infecciones con las que constantemente convivimos, por lo tanto es muy necesario que el cuerpo descanse al menos 8 horas, para reponerse y así disminuir los valores de estrés, y los riesgos cardiovasculares que esto implicaría.

La vitamina C o ácido ascórbico es la vitamina más conocida y la primera que permitió el descubrimiento de una enfermedad por carencia. Esta vitamina no es producida por el organismo y es esencial para la resistencia del organismo a ciertas enfermedades y para la prevención del envejecimiento y la mutación celular que puede dar lugar a enfermedades degenerativas y al cáncer.

Funciones de la vitamina C

  • La vitamina C interviene en el mantenimiento de huesos, dientes y vasos sanguíneos por ser buena para la formación y mantenimiento del colágeno.
  • Acelera la cicatrización en fracturas óseas tomada junto al calcio. Protege de la oxidación a la vitamina A y vitamina E, como así también a algunos compuestos del complejo B (tiamina, riboflavina, acido fólico y acido pantoténico).
  • Junto a la vitamina E y A, una gran antioxidante, evita el envejecimiento y la degeneración de las células al neutralizar los radicales libres (células desequilibradas que se encargan de destruir a las sanas).
  • Los antioxidantes también ayudan a reducir el daño corporal causado por los químicos y contaminantes tóxicos como el humo del cigarrillo.

La vitamina C juega un rol muy importante, ya que es la encargada de protegernos contra resfrío, gripes y reforzar todas las defensas de nuestro organismo, protegiéndolo de infecciones y ataques bacterianos y virales. Muchos especialistas opinan que está bien consumirla diariamente en los alimentos y que además se necesitan dosis extras en comprimidos, y hay otros que definitivamente lo pasan por alto.

Como hemos dicho en otras oportunidades, la vitamina C, se encuentra principalmente en cítricos, como naranjas, pomelos, limón, kiwi, y en verduras de hoja verde como la espinaca. Si lo que usted considera es una dosis extra a la que los alimentos le proporcionan le recomendamos consultarlo con su médico de confianza que él sabrá guiar, cuales son las dosis que mejor se adaptan a su organismo.

Foto: Gracias a Kyle McDonald