Novedoso tratamiento para las alergias a las nueces

La exposición de niños a las alergias a las nueces, a una dosis oral cuidadosamente administrada les ayuda a construir una tolerancia hacia ella hasta el punto en el que hasta pueden perder la alergia totalmente, según dicen los expertos.

nueces

Las reacciones alérgicas alimenticias se producen cuando el cuerpo reacciona frente a ciertas proteínas de la comida. La alergia a las nueces es considerada una de las alergias alimenticias más comunes, y es un tipo de alergia que habitualmente perdura toda la vida. Una de las razones por lo cual este tipo de alergia es tan común, es porque una gran parte de la población padece de la alergia al polen.

Estudios realizados confirman el tratamiento

En los estudios realizados, se les dio a los niños participantes una pequeña dosis de la proteína de las nueces, que empezó con una muy pequeña cantidad de una milésima de una nuez. Estas dosis se incrementaron hasta que los niños comían el equivalente a quince nueces al día. Cuatro entre 33 niños participantes en los estudios pararon el tratamiento y eran capaces de comer nueces sin problema.

Los niños en las investigaciones que se han realizado lograron construir una gran tolerancia y a largo plazo de las nueces, hasta se han documentado casos en los que la alergia desapareció totalmente. Esto es un avance muy importante para los millones de personas en el mundo que tienen alergias a las comidas, entre las que aquellas a las nueces, entre la que se destaca el maní, son las más comunes.

Para aquellas personas que son bastante alérgicas, la exposición a cualquier trazo de nueces puede provocar una reacción que hasta puede poner en peligro la vida. Casi la mitad de entre 150 muertes que son atribuidas a las alergias de las comidas, son causadas por alergias a las nueces, según afirman doctores expertos en la materia.

Los alimentos que frecuentemente contienen nueces (también avellanas/bellotas) son tartas, galletas, biscochos, mezclas de cereales para el desayuno, ensaladas, pan, incluso baguettes, untado de nueces/avellanas, postres, turrones, diversos crujientes, chocolate, helado, algunos tipos de pesto, ciertos tipos de platos extranjeros (por ejemplo algunas especialidades orientales).

Sin embargo, los especialistas aseguran que este es todavía un tratamiento experimental, por lo que se debe tener mucho cuidado y no hacerlo en casa, por lo que no debe ser intentado por los padres en casa, sin estar bajo la supervisión de un especialista, porque los efectos podrían ser aún peores.

NOTA: Este post ha sido editado para mejorar la calidad de su contenido….

Foto: Gracias a AutisticMajor