¿Qué es la enfermedad de Crohn?

Esta enfermedad se considera un mal crónico autoinmune que se puede diagnosticar debido a que el sistema inmunológico ataca el intestino hasta que se produce inflamación.

enfermedad de crohn

Normalmente la parte afectada es el tramo final del intestino delgado también conocido como ileon, cabe destacar que esta enfermedad no se limita solo al tramo final del intestino delgado y en ocasiones aparece en zonas del tracto digestivo.

Causas de la enfermedad de Crohn

Esta enfermedad tiene causas desconocidas, que aún no son descubiertas, lo que si se sabe es que es una enfermedad que ataca a personas de edad media y jóvenes, uno de sus posibles causantes, podría llegar a ser el estrés, pero muchos alimentos pueden actuar como desencadenante de este tipo de inflamaciones, por lo tanto es un factor que siempre debemos tener en cuenta, para poder así evitar sus efectos no deseados.

La explicación fisiopatológica de esta enfermedad de Crohn es que se produce una alteración de las células más superficiales del tejido del colon que se inflamarán hasta destruirse y dar lugar a ulceraciones. Esta alteración puede predisponer a la afectación tóxica o infecciosa.

Síntomas de la la enfermedad

  • Falta de apetito
  • Diarrea
  • Calambres abdominales
  • Fiebre
  • Dolor de cabeza
  • Nauseas y vómitos
  • Úlceras en boca y mano, durante la fase activa de la enfermedad

Los alimentos que pueden disminuir sus efectos son aquellos ricos en vitamina B ya que los pacientes con esta enfermedad tienen un déficit de la misma.

Entre ellos, arvejas, germen de trigo, semillas de girasol, calabaza, hígado, riñones, patatas, cereales enriquecidos, yogur, queso, levadura de cerveza, etc. Los ricos en vitamina C, ya que también tienen déficit de esta vitamina, cítricos en general, perejil, pimientos, tomate, fresas, kiwi, etc.  Sin olvidarnos de los que aportan vitamina E ya que colabora con el funcionamiento del intestino, y aquellos alimentos ricos en calcio, hierro y magnesio, ya que a estar personas también suelen faltarle estos minerales.

La dieta de un enfermo de Crohn debe ser equilibrada y completa, al igual que en las personas sanas, pero se debe hacer más hincapié, ya que el enfermo suele padecer falta de apetito y mal absorción.

Es preferible hacer varias comidas al día y beber agua frecuentemente. Se deben evitar los alimentos picantes y los ricos en fibra, y tampoco hay que tomar bebidas con gas, cafeína, o que contengan alcohol.

Beber infusiones de menta colabora, con el fortalecimiento de las paredes intestinales, y las infusiones de lúpulo actúan como antiespasmódicos.

En todos los casos le recomendamos consultar con su médico, terapeuta u otro profesional de la salud competente.

Nota: Este post ha sido editado para mejorar la calidad de su contenido…