Riesgos al padecer hipoglucemias y excesos de insulina

El descenso brusco de glucosa provoca en las personas diabéticas graves cuadros de hipoglucemia, que pueden llegar a derivar en convulsiones, la perdida de la consciencia, y hasta si no es controlada a tiempo llevar a un coma. Esto casi siempre suele ocurrir por un exceso de insulina en sangre. Pero también se puede presentar al tomar ciertos medicamentos que aumentan la cantidad de insulina liberada por el páncreas.

Esta reacción ocurren porque a pesar de que en el torrente sanguíneo hay gran cantidad de insulina, el cerebro y los músculos no reciben la cantidad necesaria de azúcar para llevar a cabo sus funciones.

Por otra parte el desarrollo de la hipoglicemia también puede deberse a otras patologías asociadas como por ejemplo, enfermedad renal, pancreatitis, insuficiencia adrenal (las glándulas adrenales funcionan inadecuadamente y se produce insulina en exceso), candidiasis, un sistema inmune deficiente, alteraciones en las glándulas tiroideas (hipotiroidismo) y de la glándula pituitaria.

La mayoría de las personas que padecen una insuficiencia hepática crónica derivan con el tiempo también en una hipoglicemia.

Síntomas de la hipoglucemia

  • Mareos, desmayos y dolor de cabeza.
  • Fatiga, irritabilidad.
  • Ansiedad, depresión.
  • Confusión, sudor nocturno.
  • Deseo de ingerir dulces, sensación de hambre.
  • Pies hinchados, piernas débiles.
  • Insomnio.
  • Nerviosismo.
  • Sensación de pecho oprimido.

Todos estos síntomas son muy parecidos a otros problemas de salud, por eso la hipoglicemia es muy difícil de diagnosticar. Siempre será necesario realizarse una prueba de tolerancia a la glucosa y aun así, se pueden presentar estos síntomas, a pesar de obtener un resultado correcto en la prueba.
Por lo tanto será útil controlar la dieta para ver si los síntomas desaparecen o mejoran.

Si la persona diabética además es una de aquellas que realiza actividad física,  o no se alimenta correctamente, antes de realizarla y pasa períodos extensos sin consumir hidratos de carbono, que son energía para el organismo, también puede presentarse un cuadro de hipoglucemia.

El consumo excesivo de alcohol, también puede provocar hipoglucemias severas en un diabético. Es por ello que recordamos, mantener tanto en los niños, como en los adultos, una alimentación balanceada, realizar las 6 comidas diarias, actividad física, y no excederse en los ejercicios sin ingerir hidratos de carbono.

Se debe consultar a un profesional de la salud ante cualquiera de los síntomas antes mencionados y controlar la ingesta de alimentos para así prevenir o mejorar las reacciones de este trastorno metabólico.

Ante cualquier duda consulte con su medico de cabecera…

Nota: Este post ha sido editado para mejorar la calidad de su contenido…