Propiedades medicinales del ajenjo

El ajenjo, es utilizado para varias aplicaciones, entre ellas encontraremos que es usada en aperitivos, bebidas tónicas y digestivas, pero lo más importante es que puede curar y aliviar síntomas de algunas enfermedades.

planta ajenjo

Esta hierba amarga es nativa de Europa y se ha utilizado tradicionalmente para una gran variedad de padecimientos, incluyendo el dolor de estómago causado por infecciones del sistema digestivo o parásitos intestinales, así como sugiere su nombre (en inglés, worm significa lombriz y wood es madera). En el siglo XX se hizo muy popular en forma de absintio, un alucinógeno derivado de esta hierba en una preparación muy concentrada que normalmente se mezclaba con alcohol.

Entre las propiedades medicinales del ajenjo encontraremos que es un excelente digestivo, antiácido, es aperitivo, por lo que su consumo abre el apetito, vermífugo, esto significa que ayuda a combatir las lombrices intestinales; carminativo, elimina flatos y gases, y entre otras cosas también es muy bueno para regularizar los ciclos menstruales, sobre todo cuando existen atrasos. También es un excelente afrodisíaco.

Forma parte de la elaboración de bebidas sin alcohol,  y algunas otras amargas con alcohol, entre las que encontraremos la absenta, que contiene una gran concentración alcohólica y es obtenida de la destilación de varias plantas mediterráneas, como el anís y el hinojo.

Infusión para curas de ajenjo

Se colocan 10 gramos de la hierba fresca o seca en un recipiente, luego se vuelca en él, medio litro de agua hirviendo, se filtra y se guarda en envase de vidrio. Esta infusión, debe guardarse por no más de 10 días en el refrigerador. Se tomará una cucharada del té cada hora o cada dos horas. Siempre lejos de las comidas, una hora antes o una hora después. Hacer una cura por 10 o 20 días (máximo), da excelente resultados en casi todas las personas y al hacerlo una vez al año, se precaverá de muchos inconvenientes.

De todos modos hay que tener ciertos cuidados en su consumo y uso, dado que en dosis elevadas puede llegar a producir temblores y convulsiones, Tampoco está indicado su consumo en mujeres embarazadas, ya que podría tener efectos abortivos, y las madres que están amamantando no deben ingerirlo, dado que se elimina por la leche y resulta nocivo para un niño pequeño.

Aún así siempre preste atención a cualquier problema y si tiene dudas consulte inmediatamente con su médico. Si bien en la naturaleza se encuentra un remedio para cada afección, siempre es bueno contar con la opinión de expertos en los problemas de salud.

Nota: Este post ha sido editado para mejorar la calidad de su contenido…