Espinacas, para aliviar las durezas de la piel

espinacas

Las espinacas son conocidas por su uso en el arte culinario, y son un verdadero alimento, ya que contienen minerales como el hierro, y colaboran significativamente con el organismo, por su alto contenido de vitaminas.

Esta verdura presenta propiedades laxantes, ya que es una buena fuente de fibra. No sólo colabora para prevenir o mejorar el estreñimiento sino que también interviene en la reducción de la colesterolemia y en la velocidad de paso de los azúcares a la sangre, por lo que las hace beneficiosas en caso de riesgo cardiovascular y diabetes.

El consumo de espinacas puede ser beneficioso en las personas que padecen problemas oculares, como la fotofobia, sequedad ocular o ceguera nocturna e incluso son protectoras frente al desarrollo de cataratas. Todo esto es posible por el aporte en provitamina A, luteína y zeaxantina.

Pero también pueden ser aliadas nuestras al momento de combatir durezas que aparecen en algún lugar del cuerpo, sobre todo en los pies. En esta zona, la piel comúnmente se reseca, y se lastima con facilidad. Acá les proponemos una cataplasma de espinacas, para poder aliviar esas molestias, que provocan las durezas y callos, en un lugar tan sensible y delicado como nuestros pies.

Remedios caseros de espinacas

Realizaremos este efectivo remedio natural con 40 gramos de hojas de espinacas crudas, a las que machacaremos en un mortero, y necesitamos además una venda o gasa para poder realizar la cataplasma con esta beneficiosa verdura.

Envolveremos las hojas de espinaca machacadas en la venda y procederemos a aplicar en la zona afectada. Paso siguiente debemos esperar 30 minutos para que todos los principios activos de este vegetal hagan efecto, y luego retiramos lavando la zona con un poco de agua tibia.

También resulta efectivo pulverizar unas cuantas hojas de espinaca. Aplicarlas en la zona afectada y dejarlas actuar durante veinte minutos. Reiterar este proceso durante varios días hasta que se advierta que la callosidad se está suavizando.

De esta manera los tejidos duros e inflamados, se ablandarán con facilidad, permitiendo así mejor su eliminación. Esta cataplasma de ser necesario puede aplicarla varias veces en la semana, hasta conseguir que su piel se vea reconstituida en totalidad.

Las espinacas las podemos encontrar en el mercado congeladas, en hoja y en planta. Cuando las compremos (hoja o en planta) debemos elegir aquellas espinacas que presenten un color verde intenso, uniforme y brillante. Sus hojas han de ser frescas, tiernas y crujientes, no presentar manchas ni rojizas ni amarillentas (que pueden aparecer por contaminación por hongos). Recuerde que la opinion de su especialista de confianza es la mas importante.

Foto: tvol