Los estados de tristeza y el asma

inhalador

Se han realizado diferentes estudios en todo el mundo respecto a como influyen los estados emocionales en las personas asmáticas, sobre todo aquellos que se refieren específicamente a la tristeza.

Estudios lo confirman

Concluyeron que los estados tristes provocan una reactividad autónoma que predispone al paciente, a una contracción en las vías respiratorias, en quienes padecen este tipo de patología. Una de las hipótesis que se sostienen es que cuando el paciente atraviesa estados de ánimo positivo, como alegría provocan estados inversos.

Mediante el control de saturadores de oxígeno, en las personas que miraban una película, se midieron su respiración ante diferentes emociones como, alegría, tristeza y a su vez se registraron sus ritmos cardíacos. En este estudio se preseleccionaron determinadas escenas, y luego se autoanalizaron los informes, de las emociones y el patrón de las emociones  y los índices de respuestas fisiológicas.

Durante los estados de tristeza el ritmo cardiovascular varió entre picos de diferentes magnitudes y la saturación de oxígeno fue bastante variada, mientras que en los estados emocionales de alegría, los resultados se mantuvieron mucho más estables.

Existen dos caminos principales por los que la ansiedad puede afectar al asma, el primero de ellos es a través de la hiperventilación, o respiración agitada, y está muy relacionado con aquellas respuestas que acompañan a todo estado emocional intenso, como llorar, reír, etc. El segundo camino responsable es la respuesta broncoconstrictora, que se incrementa a través de los cambios del sistema nervioso autónomo que se dan en toda reacción emocional.

La ansiedad, la ira y la tristeza-depresión

Son reacciones emocionales básicas que se caracterizan por una experiencia afectiva desagradable o negativa y alta activación fisiológica. Son las tres emociones más estudiadas hoy en día y se les conoce como «emociones negativas«. Estas reacciones son experimentadas por todos los seres humanos en múltiples situaciones, son bastante independientes de la cultura, preparan al individuo para dar una respuesta adecuada a las demandas de la situación, etc.

Por todo ello, se consideran adaptativas para el individuo. Sin embargo, en ocasiones encontramos que algunas de estas reacciones pueden ser patológicas en algunos individuos, en algunas situaciones, debido a un desajuste en la frecuencia, intensidad, adecuación al contexto, etc. Cuando tal desajuste acontece y se mantiene un cierto tiempo, puede sobrevenir también un trastorno de la salud, tanto de la salud mental (trastorno de ansiedad, depresión mayor, etc.) como de la salud física.

Por lo tanto, aquellas personas asmáticas que padecieran asma, deberán controlar mejor sus emociones y en caso de ser necesario o caer en estados depresivos, lo mejor es buscar ayuda profesional. No dude en consultar con su médico de confianza.

Foto: Gracias a net_efekt


Warning: A non-numeric value encountered in /home/katxumoto/saluddiaria.com/wp-content/themes/Newspapernew/includes/wp_booster/td_block.php on line 326