Conducir con sueño, un peligro para todos

accidente de coche

El dormir mal o no descansar bien durante la noche puede ocasionarnos inconvenientes a la mañana siguiente, sobre todo porque interfiere en casi todas nuestras actividades.

La somnolencia deteriora poco a poco el funcionamiento del organismo de las personas, al igual que el consumo de alcohol y de las drogas. Mucha gente por el exceso de estrés que padece no sabe cuando tiene sueño y cuando no.

El conducir en este tipo de estados es peligroso ya que se requieren una serie de habilidades que se reducen bastante, cuando los estados de sueño no se cumplen como es debido. Manejar con sueño es tan peligroso como hacerlo en estado de ebriedad.

La falta de sueño puede provocar en el organismo:

  • Reducción del tiempo para reaccionar ante una eventual adversidad.
  • Restringir el criterio, el juicio y la visión.
  • Reducir la atención sobre señales importantes o cambios durante el camino que se transita y el accionar de otros vehículos.
  • El sueño disminuye la agudeza e impide ver obstáculos o evitar choques, especialmente si se conduce el coche después de muchas horas y es de noche.
  • La falta de sueño aumenta la agresividad, altera la conducta y provoca mal humor.

5 consejos para evitar dormirse al volante

  1. Comidas, ni muy pesadas ni muy ligeras: Antes de la salida y durante el trayecto, no tomes comidas copiosas con mucha grasa (mantequilla, queso graso, carne en salsa…), pues necesitan una digestión somnolienta.
  2. Pausas cada dos horas: Párpados pesados, calambres, dolores en cuello y hombros, son varios de los signos de fatiga. Antes que ocurra, conviene parar cada dos horas, descansando al menos 15 minutos para estirar las piernas, andar un poco y beber agua.
  3. No bebas nunca alcohol: No hagas caso a las  Ninguna sustancia hace bajar el índice de alcoholemia, que alcanza su máximo una hora después del primer vaso.
  4. Atención a los medicamentos y a sus efectos secundarios: Si sigues un tratamiento médico, pregunta al especialista cuáles son los efectos secundarios. Si conlleva riesgos de somnolencia, evita tomar los medicamentos antes de una salida muy temprana, nocturna o de larga distancia.
  5. Deshidratación: Bebe agua suficiente antes y durante el trayecto. Los signos de deshidratación (sequedad debida a la climatización, transpiración) no se perciben siempre durante las distancias largas, pero conllevan fatiga muscular y dolores lumbares.

Tenga presente que siempre es necesario descansar, al menos 8 horas al día de esta manera nuestro organismo se recupera y podemos continuar saludablemente nuestras actividades cotidianas, de lo contrario, conducir con sueño, nos pone en peligro a todos.

Foto: Gracias a Matti Mattila


Warning: A non-numeric value encountered in /home/katxumoto/saluddiaria.com/wp-content/themes/Newspapernew/includes/wp_booster/td_block.php on line 326