Sodio, sal, niños e hipertensión arterial

sal

Siempre que se habla de hipertensión arterial nos referimos a los abuelos, o personas maduras y de edades avanzadas, pero este es un mal que en los días que corren puede afectar a niños y grandes. Dado que la alimentación no es la mejor y en muchos casos esos hábitos comienzan en la infancia, cada vez son más los niños que padecen este tipo de inconvenientes.

La restricción de sal en una persona mayor, que lleva años consumiéndola generalmente lleva a una inapetencia que con el tiempo puede terminar en anemia o desnutrición, y nos encontraremos con que ha sido peor el remedio que la misma enfermedad, y será evaluado por el especialista en que cantidades se debe restringir el consumo de sodio.

Por otro lado el consumo de sal excesivo sobre todo en los niños es un enemigo fatal de la hipertensión, ya que contribuye a la retención de líquidos, y por lo tanto la misma sube, limitar su consumo desde la infancia, es un excelente hábito saludable que puede evitar este inconveniente a temprana edad o en la vida adulta, previniendo de la misma manera los riesgos cardiovasculares que la misma trae consigo.

Mantener una alimentación saludable, es algo que los padres debemos inculcarle a nuestros hijos desde que nacen, además de permitirles realizar actividad física y respetar una dieta equilibrada para de esta manera cuando sean adultos opten por elecciones sanas y correctas.