Cómo aliviar con aceites los dolores musculares

masaje con aceites

Nada peor que cuando estamos agotados, con contracturas y dolores musculares, no nos permiten desarrollar correctamente nuestro trabajo diario. Para ello le recomendamos preparar un aceite con el cual podrá realizar delicados masajes que lo aliviaran rápidamente.

Los aceites esenciales no deben utilizarse directamente con la piel, sino diluídos en aceites base como el de almendras o de oliva al cual se añadirá una pequeña cantidad con cuentagotas del o los aceites esenciales elegidos.

Para los dolores musculares hay cantidad de aceites esenciales que pueden ayudar a reducirlos. El eucalipto es uno de los mejores remedios naturales, al igual que la lavanda. Son útiles, no sólo para los dolores superficiales, sino también para dolores de cabeza.

Preparación de un aceite relajante

Para prepararlo debemos contar con 50 mililitros de aceite de oliva  extra virgen para usarlo de aceite base, 5 gotas de aceite de romero, 5 gotas de aceite de lavanda, 5 gotas de aceite de pino, y 5 gotas de aceite de geranio. Todos estos aromas son relajantes y trabajarán a nivel cerebral para eliminar contracturas mediante suaves masajes.

Coloque todos los aceites aromáticos dentro de una botella que sea de vidrio oscuro, para no alterarlos, incorpore de a poco el aceite de oliva, y proceda a mezclar delicadamente con cuidado, hasta obtener un aceite homogéneo, luego coloque una tapa que ajuste correctamente bien.

Cuando necesite masajes puede utilizar esta mezcla en forma circular y mediante una leve presión sobre aquellos músculos que siente endurecidos o adoloridos, esto provocará un calentamiento de los mismos durante el proceso, rehabilitándolos y estimulándolos, sobre todo en las zonas muy afectadas.

Precauciones a tener en cuenta sobre los aceites

  • Las mujeres embarazadas deben evitar aceites como el de albahaca, ciprés, hisopo, mejorana, pirola, toronjil, salvia y tomillo.
  • Pruebe los aceites esenciales en un área pequeña de la piel antes de aplicarlo extensamente. Esto es especialmente importante en el caso de personas que poseen una piel muy sensitiva o que padecen de alergias en la piel.
  • No sature con aceites esenciales, ya sea por medio de un difusor o por cualquier otro método, el aire de una habitación en la que haya niños pequeños a menos que utilice aceites sumamente diluidos.
  • Mantenga los aceites esenciales fuera del alcance de los niños.

Lo mejor para realizar o tomar un masaje descontracturante, es hacerlo posteriormente a una ducha o baño de imersión con agua tibia, que el cuerpo se predispone a relajarse. Así que anímate a tomar un masaje!.

Foto: Gracias a Studio Neko