Trastornos en el reloj biológico

problemas sueno
Existen algunos problemas de sueño relacionados con el reloj biológico o ese ciclo de veinticuatro horas que tiene nuestro cuerpo, que son en realidad algunas cosas que afectan la producción de melatonina y pueden causarlos. Estos son el cambio de horario, el cambio en la hora del sueño, enfermedades y otros llamados «búhos nocturnos» y «pájaros tempraneros».

Cambio de horario: Cruzar los husos horarios interrumpe el reloj biológico. Esto causa problemas de sueño porque ese reloj no se acostumbra fácilmente a esa nueva zona horaria y tu cuerpo cree que aún se encuentra en su horario antiguo. Por ejemplo, si vas de Bogotá a Roma, cruzas siete zonas horarias, lo que significa que si llegas a Roma a las seis de la mañana, tu cuerpo piensa que aún está en Bogotá a las once de la noche anterior, por lo que quiere dormir, pero allí el día hasta ahora comienza.

Cambio de la hora del sueño: Cuando trabajas en la noche y duermes durante el día, el reloj interior de tu cuerpo necesita ser reiniciado para permitirte dormir durante el día. Algunas veces eso es difícil de hacer, por lo que gente que trabaja en el turno nocturno o rota turnos puede tener problemas durmiendo durante el día y puede sentirse cansada durante la noche, cuando necesitan estar alertas a su trabajo.

Enfermedades: Algunas enfermedades y problemas de salud pueden afectar los patrones del sueño. Estas incluyen demencia, una herida en la cabeza, estarse recuperando de un coma y la depresión severa. Algunas medicinas que afectan el sistema nervioso central también pueden afectar los patrones de sueño.

«Búhos nocturnos»: Cuando se tiene un trabajo difícil al intentar quedarse dormido hasta muy tarde en la noche o muy temprano en la mañana y después sentirse cansado y la necesidad de dormir durante el día. Personas que tienen ese problema son conocidas como búhos nocturnos. Esto es un problema común y usualmente empieza temprano en la adolescencia o comenzando la adultez. Las personas que tienen un padre con estos problemas son más propensas a tenerlos ellas mismas.

«Pájaro tempranero»: Quedarse dormido temprano, como a las ocho de la noche o más temprano, y despertarse temprano, entre las tres y cinco de la mañana. Si te despiertas temprano, puedes ser llamado un pájaro tempranero. Este problema no es tan común como el del búho nocturno y los expertos no están seguros de sus causas.

Foto: Gin Fizz.


Warning: A non-numeric value encountered in /home/katxumoto/saluddiaria.com/wp-content/themes/Newspapernew/includes/wp_booster/td_block.php on line 326