Recomendaciones para aliviar síntomas de fístula anal

cebolla en rodajas

Se reconoce con el nombre de fístula anal, a la comunicación o conducto que se establece entre el recto y la piel cercana al ano, que en forma de túnel pequeño, puede permitir que pequeñas cantidades de veces penetren en el mismo generando posibles infecciones, que con el tiempo se transforman en recurrentes.

Esta afección es más común en portadores de la enfermedad de Crohn o en las personas con tuberculosis. También pueden ocurrir en las personas con diverticulitis, cáncer o alguna lesión anal o rectal. Una fístula en un lactante generalmente se debe a un defecto congénito y es más frecuentes en los niños que en las niñas.

Las fístulas que conectan el recto y la vagina pueden deberse a una complicación de la radioterapia, a un cáncer, a la enfermedad de Crohn o a una lesión que haya sufrido la madre durante el parto.

Síntomas de la fístula anal

  • Abscesos anales recurrentes
  • Dolor e hinchazón alrededor del ano
  • Dolor cuando se defeca
  • Hemorragia
  • Secreción con sangre o con mal olor (pus) de una apertura alrededor del ano. El dolor puede disminuir una vez que la fístula se drena.
  • Irritación de la piel alrededor del ano debido a las secreciones constantes
  • Fiebre, tembleques, y una sensación generalizada de cansancio. (No obstante, estos pueden ser síntomas de muchas enfermedades.)

Si bien no hay alimentos específicos para recomendar en estos casos, se pueden aliviar sus síntomas con compresas de jugo de cebolla, cataplasmas de patata cruda , y cebollas asadas.

Jugo de cebollas, para realizar compresas: corte una cebolla, para luego proceder a hervirla en un litro de agua y deje reposar alrededor de 15 minutos, luego filtre el líquido y empape unas compresas que podrá colocarse antes de acostarse por las noches, sobre la zona lastimada, quitándola por las mañanas

Cataplasmas de patata cruda, debe pelar una patata y después de limpiarla bien, haga una ralladura que se colocará antes de acostarse sobre la zona adolorida, para calmar sus molestias.

Cebollas asadas, debe cocinar las cebollas y aplicárselas lo más caliente posibles sobre la fístula, debe cambiarlas varias veces al día, hasta que esta se abra, y una vez abierta pueda salir hacia afuera el pus, para quitarlo, luego aplique un poco de miel para que no cicatrice en falso, Puede realizar esta misma operación hasta que la fístula cicatrice y cierre correctamente.

No dude en consultar un especialista si padece estos síntomas.

Foto: Gracias a Darwin Bell photostream