Diabetes, como alimentarnos

diabetes

Cuando la diabetes está instalada, hay cuidados extras y saber que debemos pasar por alto para que los tratamientos tengan resultados correctos.

Como detectar la diabetes

Tal vez la manera más sencilla de prevenir la diabetes de tipo 2 sea detectar los estudios prediabéticos, es decir glucemias alteradas en ayunas, e intolerancia a la sobrecarga de glucosa. En estos casos el profesional, debe explicarle al paciente detalladamente lo que implica padecer este tipo de anomalías, y lo afortunados que son al detectarla tempranamente (prediabétes).

En la población actual aún el 50% de los diabéticos, no saben lo que es, y esta enfermedad, silenciosa, recién es detectada cuando se manifiestan sus síntomas y trastornos, (posterior a los 15 años que se ha desarrollado), con daños vasculares que son irreversibles.

Cuando las glucemias en ayunas o la curva de tolerancia están alteradas, el médico tiene un elemento objetivo que permite más fácilmente al paciente aceptar que esta gestando una diabetes y que en ese momento aún pueden detenerla o al menos postergarla.

Es regla que toda persona con alto riesgo de diabetes (herencia, o estudios con resultados alterados), realice una vez al año, la prueba de tolerancia de glucosa, que permite registrar el pasaje a la normalidad metabólica al estado de intolerancia de la misma.

Pero a la hora de alimentarnos hay cuidados específicos que debemos tener en cuenta, para hacerla llevadera. Conociendo las cantidades y la composición de los alimentos que ingerimos.

Que tener en cuenta a la hora de alimentarnos:

  • Debemos usar edulcorantes, preferir postres y gaseosas light.
  • Elegir carnes magras, quitar la piel y grasa del pollo antes de cocinarlo, evitar fiambres, embutidos, mantecas, crema, disminuir la mayonesa y otros aderezos, consumir los lácteos desnatados parcial o totalmente.
  • Tomar alcohol solo con moderación, y acompañado de alimentos.
  • Disminuir el consumo de: sal añadida a las comidas, aderezos (incluida la salsa de soja), enlatados y sopas instantáneas.
  • No debemos consumir: azucares de absorción rápida, (azúcar de mesa, dulces, miel, caramelos, chocolates, golosinas, gaseosas comunes).
  • Consumir moderadamente: hidratos de carbono de absorción rápida, pastas no integrales, arroz, patatas y galletas dulces, alimentos ricos en grasas, especialmente saturadas, grasas trans y colesterol. Alcohol y sal, (las personas diabéticas además suelen tener hipertensión arterial o aumento significativo de la misma).
  • Podemos consumir: hidratos de carbono de absorción lenta (cereales integrales, legumbres, hortalizas, frutas), alimentos ricos en grasas insaturadas, (pescados, aceites vegetales y frutas secas), alimentos ricos en fibra, hortalizas y frutas, cereales integrales.

Lo que jamas debemos olvidar

  • Es importante cada vez que asistas a la consulta médica, revisar la frecuencia, severidad, reconocimiento y tratamiento en las hipoglucemias.
  • Pensar que el monitoreo diario de glucosa, puede servir y ser útil en la medida en que sepa realizar los cambio activamente.
  • Evaluar la contribución de estrés, en las modificaciones de las glucemias, y su estilo de vida (depresión, euforia, en los estados de animo, exceso de trabajo o estudio). Esto ayuda a manejar mejor los tiempos y hacer un plan correcto en el tratamiento.
  • Tener en cuenta además los cambios hormonales, como el premenstruo en las mujeres, que puede generar hiperglucemias a veces.
  • Determinar cada 3 meses la hemoglobina glicosilada (A1c) microalbuminuria , y realizar al menos un fondo de ojo anual, para tener un mejor mapa de glucosas, cantidad de orina que filtramos y descartar retinopatías oculares.

Si usted es una persona que a menudo tiene sed intensa, hambre a pesar de alimentarse correctamente, necesidad de orinar constantemente, pérdida o aumento de peso sin otra causa aparente, bajo ningún punto de vista demore la consulta con el especialista.

Foto: fornal