Cómo combatir niveles altos de glucosa

bananas

Hemos hablado en muchas oportunidades lo importante que es mantener las glucosas estables, sobre todo si se padece de diabetes, estados de insulino-resistencia,o prediabetes.

La glucosa es imprescindible para que el organismo pueda producir energía, pero tanto la falta como el exceso de la misma, puede provocar enfermedades graves, por otro lado no debemos olvidarnos que la insulina es la hormona encargada de regularla y un déficit o un exceso de la misma, también pueden recaer en enfermedades graves.

Funciones de la glucosa

Como decíamos, la principal función de la glucosa en nuestro organismo es producir energía, que utilizan las células para llevar a cabo todos los procesos que ocurren en nuestro cuerpo, como la digestión, la reparación de los tejidos, la multiplicación de nuestras células, etc. Cuando consumimos un exceso de glucosa ella se guarda en nuestro hígado como glucógeno, el que constituye una reserva de glucosa para nuestros procesos biológicos.

Ya que sabemos qué es la glucosa y su importancia en nuestro cuerpo, tenemos que tomar conciencia de que así como cargamos nuestro automóvil con combustible para que nos pueda transportar, necesitamos ingerir alimentos que nos aporten la energía necesaria para todos los procesos que ocurren en nuestro organismo, y que no dañen otras funciones, por lo que el alimentarnos sanamente siempre será fundamental, así como el que llevemos un estilo de vida saludable.

En la alimentación cuando ingerimos hidratos de carbono, la glucosa aumenta, por lo que se hace sumamente importante, regular este tipo de ingestas a lo largo de todo el día, y repartirlo en varias comidas, las colaciones a media tarde y media mañana, colaboran mucho para mantener el azúcar estable, dado que previene grandes ingestas en las comidas principales, y podemos optar por frutas o galletas de cereales integrales.

Además los alimentos ricos en vitaminas B6, son muy buenos para controlar la glucosa, entre ellos el pollo, el coliflor, las nueces, y los repollitos de Bruselas, brotes de soja, cereales integrales, bananas, maní y berro. Así mismo la alcachofa y la cebolla son excelentes alimentos para colaborar con la estabilidad de las glucosas.

Para mejorar la producción de insulina que metaboliza la glucosa en la sangre, nada mejor que una vez a la semana ingerir licuado de chauchas crudas.

Y recuerde, sea responsable, visite a su medico de confianza cuando crea que sea necesario, de manera que puedas llevar un control de la glucosa en particular y de tu salud en general.

Foto: Gracias a Muffet