El vino y la cerveza fortalecen los huesos

vino y cerveza

El beber alcohol moderadamente podría tener mejores efectos de los que nos imaginábamos y de los que teníamos conocimiento.

Ya sabíamos por ejemplo que una copa de vino tinto nos ayuda a cuidar nuestro corazón aportando antioxidantes, pero ahora se sabe que los hombres maduros y a las mujeres que ya están después de la menopausia que toman entre una y dos copas de vino o de cerveza al día tienen los huesos más fuertes que los que nunca beben o de los que beben mucho.

Un estudio, que obviamente advierte los riesgos de beber mucho alcohol, afirma que el vino y la cerveza en forma moderada pueden llegar a hacer que los huesos sean más fuertes. Así esto se suma a otros estudios que han afirmado que el consumo de alcohol en moderación puede llegar a disminuir los riesgos de las enfermedades cardiácas protegiendo al corazón con sus antioxidantes.

Este estudio, hecho por la Universidad de Boston, estaba buscando la relación entre estos tipos de alcohol y la densidad mineral de los huesos. Y así fue que descubrieron que esa densidad es protegida en los hombres maduros y las mujeres después de la menopausia, porque no se encontró que tuviera esos mismos efectos en los hombres y mujeres de menor edad.

Entre las mujeres el vino se mostró más protector a esa densidad, mientras que en los hombres era la cerveza la más protectora. Aunque eso se puede deber en parte a que estas son las bebidas favoritas de cada género. En cada una de estas bebidas existen factores protectores de los huesos.

Huesos más fuertes

La cerveza contiene altos niveles de silicio, que está vinculado con la salud ósea. En un estudio realizado en 2009 en varias universidades, tantos los hombres como las mujeres mayores que tomaban una o dos cervezas al día, tenían una mayor densidad ósea y debido a los beneficios de la cerveza o el vino. Sin embargo, beber más de dos cervezas al día está relacionado con un mayor riesgo de fracturas.

El silicio es el ingrediente por el que se obtiene los mayores beneficios en cuanto a la fortaleza de los huesos.

Un estudio que nos cuentan las bondades para la salud del consumo moderado (siempre moderado) de bebidas como la cerveza o el vino. El último de ellos acaba de ver la luz, en el cual relaciona ambas bebidas con una mejor salud de los huesos en hombres y mujeres, elaborado por la universidad de Tufts de Boston sobre un población de más de 2.400 personas, dicho estudio analizaba la influencia en el sistema óseo del consumo de diferentes bebidas alcohólicas y las cantidades ingeridas. Los resultados parecían claros: un consumo moderado tenía como consecuencia un efecto positivo sobre la densidad mineral ósea, especialmente en el caso de la cerveza y de el vino.

Foto: Gracias a ifindkarma