Detectar tempranamente segunda aparición de cáncer de seno

Ya se sabe que la detección temprana de cualquier cáncer es la clave para su tratamiento y curación exitosa. Y se ha descubierto que no sólo es suficiente para el primer cáncer, en especial aquel de mama sino también para una eventual recaída, ya que expertos afirman que reconocer los síntomas y hacerse una examinación a fondo con prontitud puede reducir los riesgos de morir de la enfermedad casi a la mitad.

Aunque expertos afirman que de los segundos cánceres de seno 67% no presentan ningún síntoma, mientras que el 30% si los presentaron, es importante estar pendientes de cualquier cambio. Además de asegurar que las oportunidades de supervivencia aumentan entre un 27 y un 47 por ciento cuando se detecta en una etapa temprana.

Los doctores también aseguran que muchos estudios apoyan que las mamografías son mejores que los exámenes clínicos para detectar los cáncer de seno en su segunda aparición, ya que esta prueba logra la detección del 86 por ciento de este tipo de cáncer, mientras que los exámenes detectan el 57 por ciento. Sin embargo, existen algunos canceres que sólo son detectados con esos exámenes clínicos.

El cáncer de este tipo que es asintomático es un poco de menos tamaños que aquellos que si presentan síntomas y los cánceres en etapas tempranas son más comunes entre aquellas mujeres que no presentan síntomas que entre aquellas que los presentan, porque en una buena mayoría de los casos, los síntomas empiezan a presentarse cuando el cáncer ya ha avanzado un poco, así que hay que estar siempre pendientes.