Características del síndrome de job

Este tipo de enfermedad se caracteriza por la presencia inevitable de abscesos cutáneos y serias infecciones en las vías aéreas, por un elevado nivel de inmunoglobulinemia E.

Las manifestaciones en los pacientes que padecen síndrome de IgE por lo general aparecen en las primeras semanas de vida, y es muy común que estos niños padezcan accemas severos asociados con candidiasis, sobre todo en la boca y en el área que cubre su pañal. Posterior a esto suelen desarrollar otitis crónicas y enfermedades infecciosas reiteradas en las vías respiratorias.

Por lo general comienzan con una otitis, y sinusitis, pero también se pueden manifestar los siguientes síntomas:

  • En la piel, suelen aparecer infecciones persistentes, abscesos subcutáneos y eccema.
  • En cuanto al aparato respiratorio, nos encontraremos con asma, rinitis alérgica, posible incremento de las infecciones pulmonares y quistes de aire conocidos como neumatocele.
  • En sistema oseo, estos pacientes pueden desarrollar, fracturas ante golpes insignificantes, también pueden desarrollar osteomielitis, y cifoscoliosis.
  • En la vista, pueden padecer queratoconjuntivitis, que es cuando no se producen lágrimas, y en el rostro de los pacientes con síndrome de Job posee características como frente muy grande, ojos hundidos, nariz ancha, labio inferior prominente y un serio engrosamiento en las orejas.