Clases de Fitness y cómo mejorar

fitness
Para mejorar tu salud, es importante hacer de la actividad física una parte de tu vida diaria. Una forma muy fácil es hacer actividad moderada, como el caminar vigorosamente, durante al menos dos horas y media cada semana. También puedes hacer ejercicio vigoroso, como correr, por al menos una hora y cuarto a la semana. Esta actividad hace que respires más fuerte y tengas un ritmo cardiaco mucho más rápido.

Las actividades que escojas hacer depende de la clase de fitness que quieras mejorar. Porque existen diferentes tipos de fitness que son:

– La flexibilidad que es la habilidad de mover tus articulaciones y músculos a través de su rango completo de movimiento. Los estiramientos son un ejercicio que te puede ayudar a ser más flexible.

– El fitness aeróbico significa incrementar la forma en la que tu cuerpo utiliza el oxígeno. Esto depende de la condición de tus pulmones, tus músculos y tu corazón. Cualquier actividad que eleve tu ritmo cardiaco, como caminar vigorosamente o correr, pueden mejorar en una gran cantidad esta clase de estado físico.

– El fitness muscular significa construir músculos más fuertes e incrementar la cantidad de tiempo que los puedes usar, lo que se llama resistencia. Actividades como levantamiento de pesas o las flexiones de brazos, también conocidas como flexiones de codos o lagartijas, pueden ayudarte a mejorar esta parte de tu estado físico.

Podrías estar en mejor condición física en una clase de fitness que en otro. Por ejemplo, puedes ser muy flexible, pero tener una fuerza muscular bastante pobre. Así que es mejor que hagas un poco de ejercicios para mejorar cada una de ellas y así estarás mucho mejor con más energía y sintiéndote que puedes hacer todo lo que tu quieras.

Foto: pierre lascott.


Warning: A non-numeric value encountered in /home/katxumoto/saluddiaria.com/wp-content/themes/Newspapernew/includes/wp_booster/td_block.php on line 326