Consejos para agregarle fibras a nuestra dieta

A veces agregar fibras a nuestro plan alimentario, nos resulta dificultoso, ya que no todos tenemos los mismos gustos en cuanto a los alimentos, pero son muy necesarias para nuestro organismo, por lo que aquí os dejamos algunos puntos a tener en cuenta para sumarlas a la dieta diaria.

trigo

La fibra es un nutriente fundamental para nuestro organismo y sobre todo para nuestro sistema digestivo, que es donde va a desempeñar las principales funciones. Un aporte correcto de fibra en nuestra dieta, además de facilitarnos el tránsito digestivo, va a tener efectos muy beneficiosos en nuestra salud.

Plan para introducir la fibra

  • Debemos comenzar a incorporarlas de a poco, porque es muy difícil cambiar los hábitos alimentarios, puede realizarlo agregando una taza de té de algún vegetal que sea de su agrado, cocido al vapor.
  • Las verduras, deben ser acompañadas por aceites de calidad, es preferible usar aceites de olvida extra virgen, de canola, o de soja, que poseen ácidos grasos esenciales, y siempre debe usar el aceite en frío.
  • Otra manera de incorporarlos en la dieta a los vegetales, es rallando, o licuando los mismos y mezclarlos con los cocidos, sobre todo el los primeros días, agregando cantidades paulatinamente, hasta acostumbrarse a todos estos nuevos sabores.
  • Si va a utilizar legumbres, lo mejor es dejarlas en remojo para que se ablanden y pueda retirar con facilidad su cáscara, se las debe cocinar hasta que tomen un color blanco con bastante líquido, y puede hacerlas puré o procesarlas.
  • Para que tenga en cuenta, los cambios deben realizarse de a poco e ir aumentando la cantidad de porciones, no consuma fibra de salvado o avena al comienzo de los cambios, debe usarlas una vez que ya haya incorporado en su dieta todos los vegetales y frutas.

Beneficios de la fibra para el organismo

  • Absorción de agua: Aumenta el volumen de las heces, haciéndolas más fluidas, facilitando su expulsión. Ayuda así a combatir el estreñimiento y a reducir la posible aparición de hemorroides.
  • Aumenta la sensación de saciedad: La fibra insoluble no aporta calorías. Ésta se hincha con el agua provocando la sensación de saciedad, beneficiando especialmente a los que tienen problemas de peso.
  • Reduce los niveles de colesterol circulante: Una dieta de fibra soluble puede reducir el colesterol malo (LDL), ya que este tipo de fibra es capaz de cubrir las paredes del intestino evitando la absorción del colesterol de los alimentos.
  • Posible efecto protector contra cáncer de colon, mama y próstata. Reduce la posible aparición de diabetes: la fibra soluble disminuye la velocidad de absorción de los hidratos de carbono de los alimentos ingeridos, evitando así que aumente bruscamente el azúcar en la sangre después de las comidas.
  • Ayuda al incremento de bacterias intestinales que son muy beneficiosas para nuestro organismo.

Una forma de introducir las cantidades óptimas de fibra en la dieta es asegurarnos de que en cada comida hay algún alimento rico en fibra, anímate a incluirla en tu dieta.

NOTA: Este post ha sido editado para mejorar la calidad de su contenido….

Foto: Gracias a Kudumomo